Sobre las derrotas

Gabriel García Guzmán_ Perfil Casi literal

Ganar o perder, maniquea elección. Nuestras sociedades enloquecen al todo por el todo. Buscan la fama, la riqueza, el placer. Buscan los autogratificantes simbólicos, los cuales, dentro de este sistema que premia el hedonismo, otorgan valor a la vida de cada individuo.

El mejor, el más rápido, el más fuerte. Utilizamos la programación neurolingüística (PNL) para acercarnos más fervientemente a una meta. Nuestros deportistas, nuestros políticos, nuestros empresarios e industriales, juegan a ganar, a vencer, a exterminar al otro: a sus rivales, a sus competidores, a sus colegas, a las clases inferiores.

Somos máquinas voraces de ganar. Y nos deslumbran las distinciones y los premios, así no sean más que otros símbolos de victoria. Admiramos a los intelectuales, como si viviesen en una nube, olvidándonos de pensar por nosotros mismos; y así vamos irracionalmente por la vida, ansiando ser consumidores del último carro, del último smartphone, de la última colección de ropa que muestre nuestros mejores atributos o esconda nuestras humanas vergüenzas. Somos consumidores de marcas de restaurantes, marcas de licor, marcas de cigarrillos. Nos revolvemos y mortificamos por adquirir, a precio de oro, símbolos de victoria y poder que nos otorguen un grado impreciso de humanidad dentro de la sociedad.

¿A quién asombra, pues, la idolatría al cuerpo, de la belleza corporal, dejando de un lado el ideal de salud? Y vemos vigorexicos caminando, con músculos hipertrofiados y contraindicaciones clínicas, dispuestos para ser admirados, ridículamente. Y en la televisión, y en las revistas, y en la red, observamos mujeres voluptuosas, que no son más que el decorado de una sociedad superficial y frívola. ¿Seguiría siendo bella, a nuestros ojos, la misma dama si la descubriéramos vomitando a media tarde tras un acceso de vulimia e histeria? Evidentemente no, porque jugamos a fingir nuestros éxitos, jugamos a la compra-venta de símbolos de significación vacía.

Por eso no me dirijo hoy a la gente “exitosa”, a quienes guardan, bajo un símbolo de papeles moneda sin valor real, una supuesta riqueza mientras el sistema de divisas se desploma; no me dirijo a las bellas o a los hermosos terminales, no me dirjo a los que gastan medio sueldo por un símbolo de victoria, no me dirijo a los que viven de sibolizar ni a los que comercian símbolos, no me dirjo a quienes han ganado el mundo con símbolos vacíos y faltos de valor. Ellos tienen la función de arder y ser hoguera en la historia, como todo alfarero y todo ídolo.

Me dirijo a los derrotados, a los que apenas pueden llegar a fin de mes, me dirijo a los desempleados, me dirijo a los atléticos por el trabajo físico, a las bellezas esbeltas por una honesta pobreza, me dirijo al niño y al mendigo, me dirijo a las razas excluidas por unos cuantos de la condición humana,  me dirijo a los apaleados, me dirijo a los que lloran, me dirijo a los que van de vez en vez a un café internet para revisar sus correos electrónicos, me dirijo a los que no tienen saldo ni dinero en el bolsillo.

Ustedes, hermanos míos, son la significación de la vida. Ustedes, titanes de la historia, creadores de los bienes materiales, son quienes dan sentido a la vida. Ustedes, hermanos míos, son más que un símbolo; son quienes dan ser a la verdad, a la bondad y la belleza. Hermanos, hermanos míos, con ustedes, como dijo Martí: “quiero yo  mi suerte echar”.

Mi corazón gime ante la victoria del malvado, y el avasallamiento a sus símbolos insignificantes. Riamos, pues, del hombre exitoso; nosotros que somos los guardianes del sentido en el idioma de la historia, nosotros los derrotados.

¿Quién es Gabriel García Guzmán?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Arana dice:

    La pregunta aqui es ¿Tenemos que premiar la ineptitud?, es cierto hay gente con pocos -ingresos-, pero eso definitivamente NO hace a una persona ser perdedora, o ya lo estamos condenando a ser parias, ¿pregunto?, es una afirmación llena de contradicciones y condenas morales este articulo, porque una persona -exitosa- es una persona que -es feliz- y que es una persona feliz -es una persona que ha logrado sus propositos, sin sacrificar a nadie-, ahora pregunto lo debemos condenarlo por su -exito-, por tener un objetivo, un proposito, por ser feliz, (Aclaro cumple con los que han logrado su exito sin perjudicar a nadie).

    Exitoso no quiere decir poseer “dinero” conste, ni ser hedonista significa “amor propio”, pues la mayoria de actos hedonistas obedecen a un colectivismo o -caprichos sociales- de -superioridad- ya sea por estatus (castas), raza..etc…etc…y lo menos que llegan a ser son actos constructivos, y al igual que en todo acto colectivo existe el espiritu de imposicion por el capricho (-hedonismo-) de “esto es lo mejor”, mas conocido como “la moda” o el “bien comun”, para los politicos.

    Seguimos en las cuestiones morales, donde la pregunta es: un hombre honrado gasta “solo” lo que ha producido. Si se gasta mas de lo que no produce es un acto deshonesto, que normalmente obedece a caprichos -hedonismo-, por ejemplo, porque “tener un celular”, “que no podes pagar”…eso es ser deshonesto, mentiroso, y ahi llegan a un sin fin de interrogantes y males, donde podemos definir causas y efectos economicos…(El ahorro es una virtud del ser Exitoso, conste, no aplica para los deshonestos)

    Los derrotados, estamos llegando a una epoca en que los derrotados son esa minoria, los verdaderos derrotados “las mentes creativas”, unicas, capaces de ver en una piedra el futuro de la humanidad, derrotados por “la fuerza bruta” que no crea nada, pero esa es la premisa -hedonista-, “nosotros la fuerza” somos los que trabajamos, por ende creamos, pero, copiar un dibujo NO es lo mismo que “crearlo”, preparar una comida NO es lo mismo que “crear” la receta…es ahi donde surge el error -hedonista-, estamos en una epoca donde existe pobreza porque las “mentes creadoras” han sido sacrificadas a costillas del bien comun, promulgado por politicos, industriales e intelectuales que segun sus caprichos es lo mejor para todos -hedonismo-, y mas hedonismo….

  2. Alí Jayyam dice:

    Gracias por sus opiniones. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s