Que no nos quiten el humor

Sergio Castañeda_ Perfil Casi literal¿Habrá tiempo para el humor? ¿Puede haber un mundo sin humor? La vida tiene caminos confusos y chambones, el sufrimiento es parte de ella y no solo el propio sino el del vecino que repercute —queramos o no— en uno; pues no se puede escapar de la realidad en la que se vive. Lo que pasa a nuestro alrededor pasa en nuestra realidad también, el no tomar conciencia de esto, querido lector, es otra historia.

El conservadurismo muchas veces tiene una forma miserable de ver la vida, juzga que toda sensibilidad solidaria que busca reivindicar la resistencia o que repudia cualquier vejamen cometido por cualquier individuo, por las fuerzas estatales o de las élites, conlleva una existencia de enojo arraigado producto de un resentimiento social. Es parte de esa intromisión discursiva que busca conquistar la subjetividad de los individuos. Nada más equivocado que esa menuda falacia, por el contrario, la percepción de quienes que no caen en la tentación de la irresponsabilidad y que realmente se comprometen con la realidad (digo realmente, pues siempre hay poseros por conveniencia) los vuelve, en la mayoría de los casos, capaces de reconocer y discernir que ante el sufrimiento y el espectáculo bárbaro de este globo terráqueo, la congruencia y consecuencia de sus actos con sus ideales, van de la mano del humor, ese que a veces parece ser el único escape ante lo que proyecta la tremenda televisión-realidad del sistema.

El humor es fundamental en la vida humana así como lo es el pensamiento ideológico, y es por eso que estos se conocen muy bien, de tal forma que no podría existir el primero sin el segundo. Intentar definir qué es el humor resulta ambiguo, ya que es un término muy relativo sin lugar a dudas: su definición depende de la cultura, del momento histórico y del nivel social y cultural de la persona que lo posee, pero no deseo estancarme en qué es el humor. Para eso habría que remitirnos a pensadores como Platón, Aristóteles, Hobbes, Kant, Hegel, Schopenhauer, Freud, Ortega y Gasset, etcétera. Más bien busco destacar la importancia que tiene en estos tiempos ante las adversidades, tanto colectivas como personales. La persona que no tiene auto-ironía, que no se ríe de ella misma (como tanto lo decía el buen bigotón sifilítico) está jodida; y acá voy, por un momento, a un plano existencial, pues ser infinitos dentro de la infinitud, ser imperfectos dentro de la perfección y aún así tomársela muy en serio, podría resultar algo triste y hasta dañino. Reírse de uno mismo es un ejercicio liberador y loable, una hermosa cualidad humana.

Somos seres gregarios y dialógicos por naturaleza, y el humor, el humorismo, la ironía, todas primas hermanas, juegan un papel fundamental dentro de todas las sociedades, donde como ya sabemos, en unas más que en otras, existen desigualdades, injusticias, aparatos estatales que danzan con la corrupción y es allí donde parecen insoportables estos circos repugnantes que el buen humor, que no significa felicidad sino va más allá, resulta fundamental.

Tantos ejemplos de lo que les estoy diciendo se observan en el cine cuando muchas desventuras en lugar de ser representadas desde el dolor, lo son totalmente al contrario; es decir, desde el humor, haciéndonos reír por las situaciones de los personajes reflejadas a través de la pantalla, pero también invitándonos a desarrollar una crítica ante los excluidos y el sufrimiento sistematizado condenando a quienes ejecutan este tipo de marginación. El humor es crítico y libera, el humor es alegre, el humor es triste. Que no nos quiten el humor porque de lo contrario estaremos fregados.

¿Quién es Sergio Castañeda?

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Arana dice:

    Bueno, en esta columna llegaste a una afirmación verdadera, “la pu### realidad existe”…pero, un punto importante antes de: lo subjetivo, es lo contrario a lo objetivo, podríamos decir que muchas ideologías se vuelven subjetivas, al no tratar los problemas de manera general, hasta el punto de proponer soluciones “dogmáticas”, basadas no en lo objetivo sino en los subjetivo, por ejemplo: Tener derecho al trabajo, que seria equivalente a tener el derecho a esclavizar, porque el trabajo hay que crearlo, no existe en la naturaleza algo así, ni solo con cerrar los ojos, y hay trabajo, entonces, el “dogma” de muchos sobre el derecho al trabajo resulta subjetivo y lo peor de esto un ideal totalmente cerrado y por se dogma se niega reconocer la verdad. Entonces el reto aquí es quitar la ambigüedad de lo subjetivo a lo objetivo…lo que existe y lo que NO existe.

    Planteamos los subjetivo, si alguien se mofa de mis desgracias, tengo que reírme de mi ¿?, si reírse, es un estado de realización, entonces tengo que estar realizado de mis desgracias, tengo que celebrar las perdidas y no las ganancias… sera que cuando se mofan de las desgracias de alguien es justo reírse, sera muy alegre la desgracia de otro…no se… no sera el reírse de uno mismo el equivalente a darse un golpe en la cara… en todo caso esa risa no pertenece a la expresión de felicidad que llamamos “reírse”, que es la concepción o estar un estado de logro o realización… pero podemos concluir en base a tus afirmaciones subjetivamente que reírse no es precisamente ser feliz o estar en estado de realización sino el equivalente a un sopapo en la cara (ironía seria lo correcto).

    Jodidamente, te contradecis: “gregarios”, los seres humanos nos asociamos, pero no por instinto, y no todo el tiempo no asociamos, es mas somos de características individualistas, nos movemos NO por el grupo, solamente por nuestro razonamiento… decidí, razonamos o somos instintivos (gregarios), el humano ayuda a otro humano, para sobrevivir el, en otras palabras te ayudo a sobrevivir porque si yo hago que existas, vos haces que exista yo…mucho mas real, el carnicero no mata una vaca porque le parezca bonito matar una vaca para “los humanos”…la mata porque la vende, y así obtiene los recursos para su propia supervivencia, igual el agricultor, todo humano en conclusión no busca agarrarse de la mano de otro humano y cantar kumbaya, busca su beneficio individualmente, pero su razonamiento lo llevo a la conclusión que mientras mas necesidades suple de sus semejantes mas beneficios obtiene (a eso le llamaron negocio), simples leyes naturales…y así lo hacen todos los humanos…pero gregarios, es una contradicción siendo el humano individualista, desde que inicia a razonar..paf…

    Pero eso si cuando nos roban la alegría y no la reemplazan por la ironía..y es lo único que queda..talvez le regalemos una sonrisa a la desgracia (de la ironía)…pero bueno… cuando el saqueo termine y se lleven hasta la ironía, o sea cuando el estado intervenga hasta tus sueños…como pasa en Guatemala, que solo eso falta…sera mejor meterse un tiro en la cabeza que mofarse de la desgracia propia.

  2. No la “pu###” LA PUTA! Justamente nos hemos asociado para sobrevivir, ta bien; por un razonamiento, pero también por instinto de supervivencia, es decir que la premisa para asociarnos es un instinto y evolutivamente cada vez es más difícil poder sobrevivir totalmente aislado, totalmente solos. Para entender de forma un poco más panorámica y humanamente posible el comportamiento de la especie humana; se debe escudriñar esta desde el enfoque de sus orígenes evolutivos y no únicamente desde los factores culturales. Una teoría, tan válida y controvertida como las individualistas, pronuncia que los comportamientos evolucionan naturalmente al igual que las características físicas.

    Es decir; qué si somos gregarios o no es una disputa filosófica bastante compleja y donde hay diversas teorías desde hace mucho tiempo. Quizá el término “semigregario” le guste más a algunos, que se yo… pero si, el humano tienen impulsos gregarios, impulsos sociales, los cuales son estudiados en el campo de la sociología y la sociobiología.

    “Cuando el estado intervenga hasta tus sueños…” eso es justamente contra lo que hay que pelear, la lucha diaria, el no dejarnos conquistar nuestra subjetividad; pero debemos tener claro que lo que sucede en este etapa del liberalismo es que mercados dominan estados y gobiernos, así que el estado es una marioneta más…

    P.D. yo, por instinto, buscó a veces la mano de otro humano, alguna atractiva mujer de preferencia, y me pongo a bailar y a cantar pero no “Kumbaya” (que hueva pues…) sino “Oh Mariana” por ejemplo y si la cosa va viento en popa; poco vale estar razonando mucho y es mejor entregarse a los instintos… pero esos ya son otros 20 pesos dirían por allí… 🙂

  3. Arana dice:

    va… ¡¡La puta realidad existe!!..

    Bueno la insistencia, al fin mi punto: No podemos ser gregarios, porque absolutamente por ningún motivo nos asociamos por instinto, nos asociamos por INTERÉS, he ahí, que si queremos protestar nos asociamos entre un montón y salimos a protestas para “presionar” mas, por medio de la asociación, o por que en esa asociación nuestros alcances llegaran aun mas lejos, ya sea por necesidades, deseos, o cualquier cosa que se te ocurra, por ejemplo la inclinación sexual, si fuera cierto lo de gregarios -asociación por instinto- no existieran los homosexuales (en todas sus expresiones), pero existen, ellos escogieron con quien acostarse, con quien desean asociarse para relacionarse como pareja, me entiendes, o sea nuestras leyes naturales no están programadas, ni son dogmas que debemos obedecer, o sea que no somos instintivos, por ningún motivo, eso si somos perceptivos y en base a eso construimos nuestra realidad basándonos en nuestros razonamientos, de lo que nos conviene o no, la humanidad avanza a prueba y error, así llegamos a entender que la unidad básica de la asociación es el individuo, no al revés.

    Inmaginate, -Buscar la mano de otro humano- de preferencia alguna “atractiva” mujer… si fuera instintivo, no fuera de “escoger”… solo con el hecho que el cuerpo entienda que es “mujer” y ya estuvo…pero “escogiste”…y eso ya es razonado, y por ende “interés” y eso esta alejando de un instinto, eso ya es percepción y razonamiento. Igual sabemos que nos asociamos con otros humanos “pero” no con cualquier humano…solo los afines a nuestros gustos, nuestros ideales, etc..etc…la prueba mas grande son las guerras “ideológicas” .

    El mercado es un lugar donde concurren ofertantes y demandantes para adquirir y vender bienes, claro, pero el mercado no domina a nadie, solo es una instancia, no es el culpable de algo.

    Entiendo tu punto a lo que le decís mercado, talvéz, que en tu punto son los ofertantes, o sea los productores, pero no todos los productores, te refieres a los aprovechados mercantilistas, que se han adueñado de los aparatos de estado para recetarse privilegios, dádivas y poder…y que al mismo tiempo utilizan el aparato de estado para manipular las opiniones y deseos de la población, ya sea con ideologías, asistencialismo, desinformación etc.. etc.. para lograr sus fines.

    Pero porque llegan a tener tanto poder (los mercantilistas), en sociedades como la nuestra, es precisamente por la ecuación “el individuo se debe a la sociedad”, cuando la realidad es que la base de la sociedad es el individuo, al ser la unidad básica de la asociación, entonces la sociedad llega a existir si y solo si el individuo “desea” asociarse y hacer que exista, pero como la ecuación es como vos decís, el humano es gregario, o sea, se prioriza la asociación y no al individuo, pero como vas a llegar a la igualdad sin tener en cuenta al individuo, pero viene aquí la escusa de los aprovechados, “el bien común”, pero que es el bien común, “suplir las necesidades de las mayorías”, pero se pueden llegar a suplir las necesidades de las mayorías, es algo ambiguo, si la base de la sociedad son los individuos, las necesidades dentro de la sociedad, son ambiguas, distorsionadas e infinitas…y si se predica el bien común, siendo algo ambiguo, el bien de quien se predica al final… pues solamente el bien del que representa “el bien común”…ya ves nuestros representantes del bien común “los diputados” que funcionan como agentes de los dueños de la guayaba (diría Serrano Elias, por aquello de los derechos de autor, ja)…jaque mate…

    En otras palabras nos anteponen a la sociedad para violar nuestros derechos, y eso un día nos quitara la poco que nos queda de alegría… un ejemplo del bien común: estado de derecho seria un mercado libre, sin intervención del estado, pero a nuestros cacifes no les gusta, lo prefieren intervenido, porque les da privilegios a ellos, y con la escusa que es por el “bien de todos”, que si el mercado es libre y no lo protege “el estado”, “todos” perderán sus empleos…y así te pones a revisar la constitución y gira en ese orden el derecho de las mayorías sobre el derecho individual, o sea la felicidad de las mayorías sobre la tuya, etc…etc.. pero sera que una sociedad real esa que depende de sus individuos,(la felicidad de sus individuos, compone una sociedad feliz), podrá ser feliz si su vida esta intervenida por el “bien común”…no se la verdad cuando solo falta el discurso “intervenimos los sueños” por el “bien común”…todos los sueños tienen ser congruentes con la realidad nacional…solo podes imaginarte esa barbaridad… no es lo mismo una sociedad feliz, que la felicidad de la sociedad… pero gregarios ¿?

    PD…pero mientras tanto para pasar el rato se puede bailar “kumbaya”…

  4. Muy bien, muy bien! no hay porque censurarnos…

    “Si fuera cierto lo de gregarios -asociación por instinto- no existieran los homosexuales (en todas sus expresiones), pero existen, ellos escogieron con quien acostarse, con quien desean asociarse para relacionarse como pareja” estás diciendo que la homosexualidad y en general la inclinación sexual es una decisión racional? Ja, espero que no te refirás a eso… acaso el instinto sexual tiene como única función la procreación o el “formar una pareja”?

    El instinto sexual tiene su origen, como todo, en el metabolismo bioquímico de la especie. No sé cuanto se podría “escoger” con quien copular y/o estimularse sexualmente en esos denominados “cuartos oscuros” de algunos bares/discotecas por ejemplo. O cualquier ente que pierda, dionisiacamente hablando, “el centro del yo” a través de algún estupefaciente por ejemplo, se dejará guiar por sus deseos, por sus instintos o pulsiones (si se prefiere ese término, quizá donde nos hacemos bolas con los términos, no sé…) sin mayor razonamiento; cosa de riesgo pero aconsejable en muchas ocasiones. Si bien el humano es racional y perceptivo, también es instintivo, por suerte…

    El mercado o todo eso que vos mencionás, que se resume en el absoluto de mercado global. Ha llevado al humano y a las sociedades a una cosificación a través de la conqsuita de la subjetividad de este, algo que es lamentable. Pero pero aún, lleva al saqueo y explotación de las grandes transnacionales y los oligopolios y todo esto, como los decís vos, adueñandose del aparato estatal. Ese absoluto que si, contiene dentro de él a “aprovechados mercantilistas” tiene culpa.

    P.D. Hay muchas rolitas pa solo bailar con una… yo, a estas alturas, ya toy al ritmo de “loco” de Hector Lavoe… 🙂

  5. Arana dice:

    Pues la sexualidad NO tiene que ser su única función la procreación o el “formar pareja”… ahi lo tenes, no somos instintivos (contexto animal), como humano decidís con quien procrear, o simplemente tener placer (con quien mejor te parezca)…toda vez la otra parte acepte y los dos lleguen a un acuerdo… por deseos.

    Creo que el termino pulsiones, si, ahora entiendo el termino instinto (contexto que utilizas) te referís al termino de que el ser humano no puede evitar “sus deseos”, -un ser de deseos- y básicamente eso es lo que defiendes, nítido, estamos de acuerdo, si, el ser humano es un mundo de deseos, y no se puede ir contra la naturaleza de los deseos, totalmente de acuerdo, toda vez estos sean naturales y razonables…y no subjetivos, creo que ahí llegamos a un acuerdo.

    Ahi te puedo decir que el deseo de reírse es natural, pero lo que no apoyo es la subjetividad con que se engaña, autoengañan, las personas al intentar reírse..por ejemplo.

    Lo interesante aquí es “saber que tenes deseos” y la única manera en que los dominas es con la “razón” para no actuar como un animal en busca de satisfacción por medio del instinto (contexto de los animales), porque el humano busca (consigue la mayoría de veces) satisfacer sus deseos por medio del conocimiento (construye, conquista, descubre, inventa, escoge..etc..)…pero, sera culpa del mercado, que una persona se vuelva subjetiva, en este contexto, incapaz de satisfacer sus deseos, y esta en esa lucha interminable de consumir para conseguir, si, en esos términos el consumismo resulta irrazonable, sino sabes lo que quieres. Pero en términos razonables si se sabe lo que se quiere el -consumismo- es totalmente aceptado, por ejemplo -coleccionar libros-, y eso vos, yo, y cualquier mente, lo va aceptar pues. Y el mercado va estar ahí para satisfacer a los dos, tanto al lector, como al que no sabe ni que quiere. El mercado solo es una instancia.

    Pero, el problema de la subjetividad en la sociedad, en mi punto de vista, es el sistema que los rige Estado, economía y religión, que no defiende precisamente lo que vos defiendes, “que el ser humano tiene deseos” y yo le agrego que su arma para conseguirlos es la “razón”, entonces se necesita un sistema basado en la razón (un sistema que le facilite a los seres humanos forjarse su felicidad como mejor les parezca, por sus propios medios), contrario al nuestro que se basa en lo subjetivo, y eso no cuadra porque la ¡puta realidad existe!…no te puedes basar en lo no existente para regir una sociedad que existe (lograr el bien común por ejemplo, como si todos deseáramos lo mismo)…..pero así “funciona” la situación.. pero solo es superficialidad..

    ..Bailemos, es lo ultimo que va quedando:
    Pd: cambiando de rola, ja.. The highwayman- Loreena Mckennitt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s