El mundo, el país y el fin de año

Eynard_ Perfil Casi literal

365 días son 8760 horas y 8760 horas son 525600 minutos y 525600 minutos son 31536000 segundos. Viéndolo así resulta mucho y en realidad lo es y también resulta muy cansado y en realidad lo es. Tantos días, tantas horas, tantos minutos que pasamos sentados, parados, comiendo, trabajando, durmiendo y haciendo tantas cosas que la mayoría nos llevará hacia la indolencia más escalofriante, espeluznante y aburrida. (Mientras escribo esto veo a un fulano del Facebook que hizo la misma cuenta, parece que no somos muy originales a pesar de todo). En un año calendario, gregoriano (etcétera), nos proponemos muchas cosas y la mayoría no las cumplimos, a menos que sean las forzosas porque ni modo: terminar en limpio el año escolar, sacar los cursos del semestre en la U, terminar la tesis, cerrar la U, terminar el año en el mismo trabajo, que mis hijos hayan aprendido algo, que mi negocio no quiebre este año, terminar vivo si ese es el plan. Pues bueno, cada quien con lo suyo y esto es lo obligatorio, pero de repente en una de esas se nos ocurren otras cosas, algo así como proyectos personales que nos trazamos, la mayoría de veces, al inicio de año, con excepción de aquellos que surgen de pronto, claro, y esos son los que no cumplimos porque cargar trescientos sesentaicinco días con lo que ya tenemos que cargar y ponernos más carga es demasiado. En fin, pura comodidad, complacencia e irresponsabilidad del guatemalteco común, supongo.

¿Luego que nos encontramos el próximo año? El Gobierno seguirá igual de mierda, de corrupto, transero, incompetente y culero y el presupuesto continuará siendo insuficiente y no se les pagará a tiempo ni lo necesario a quienes más lo necesitan y están bajo la responsabilidad suya: todos los departamentos de salud, educación y seguridad. Vamos directo a un precipicio y no tenemos paracaídas. Los mareros seguramente seguirán extorsionando a menos que algo les toque su corazoncito y dejen de ser tan malos. Los narcos continuarán en su mismo negocio redondo acribillando a todo aquel que sea necesario, según ellos, porque se interpuso en su camino. Y como siempre, la delincuencia común será igual de fuerte y todos tendremos miedo de subirnos a un busito rojo en una ruta roja, nos llevará la gran chingada porque qué terror todo esto. Esto es el país porque mi ciudad seguramente persistirá en su hipocresía y con el talente de ser distintamente cultural, distintamente turística, distintamente lo que sea a cualquier otra que exista en el mundo porque es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO (ay sí…), el asunto es que seguiremos con el mismo talante de pasivos e indiferentes y permaneceremos dormidos en nuestro lecho de piedra por los siglos de los siglos, pues, ya llevamos quinientos años aproximadamente en la misma onda, hasta el poema lo dice: “y enamorada de su antigua vida / se echó a soñar introspectivamente”. Luego el Muerto Diario nos acosará un año más con sus muertos, nuestros muertos, los muertos de esta linda tierra bañada en sangre; Prensa Libre nos abarrotará de publicidad porque ni modo…; y El Periódico, el único que se salva aunque todos tienen su lado oscuro, he ahí en La Guerra de las Galaxias de George Lucas, pues bueno, el asunto es que andarán en lo mismo de sacar la verdad, o lo que nos queda de verdad, de todas las mafiosadas de los corruptos a los que les estamos pagando. Los noticieros no digamos, y mucho menos las áreas de deportes y eso.

Pues bien, mientras escribo esto es el último día del año y ya todo terminó, por ahora al menos, por este año, en mi egoísmo siempre vendrán lecturas que se asoman en las libreras, remachar en el proyecto editorial, alguna que otra parranda que siempre se multiplican sin que me dé cuenta, etcétera, etcétera, etcétera pero eso realmente a quién le importa.

Ah, por cierto, este año confirmé y requeteconfirmé dos cosas: sí hay bastante gente, gente nueva y que desconocemos más que todo, que está haciendo cosas muy buenas en este país, me refiero a cosas artísticas y eso es muy importante en un país como este en donde, después de tanta cosa, siempre demeritamos al guatemalteco común, pero es que a veces, pienso, como que no nos dejan alternativa…, el asunto es que se está creando alrededor del país, unos de muy buena manera, otros no tanto pero ahí están. Lo segundo es que confirmé y requeteconfirmé que la mayoría de mara es una mierda, pero siempre están los angelitos que de repente aparecen y salvan el mundo en su totalidad o con los ángeles/demonio me conformo. Pues ni modo, ahí estamos y el otro año ahí seguiremos viendo qué hacer con esa vida tan jodida y con esos proyectos que tal vez ahora sí arrancan, ja.

Termino de escribir esto y me encuentro dos estados de Facebook y creo que están perfectos para estas ocasiones, lo pongo tal y como lo encuentro: “Que bueno que se termino ya el 2014!!!! Porque?????? porque se llevo lo mas preciado de mi vida, porque me hizo conocer las malas entrañas de la gente y porque se llevara lo que no sirve junto con el” y “Que el señor descargue una camionada de bendiciones y que la paz del espíritu los acompañe en cualquier vergueo, alabado sea el messías…”.

¿Quién es Eynard Menéndez?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s