La Licenciatura en Letras y los memes

Rubí_ Perfil Casi literalAbrir sesión en alguna red social puede ser una experiencia divertida. La abundancia de los populares “memes” ridiculiza de diferentes formas cualquier situación que pase desapercibida para la mayoría de nosotros. Como decía Freud: “todo chiste esconde una verdad”; si lo meditamos, no existe un ámbito que no haya sido víctima del humor ácido de los memes. Los estudiantes de Letras, la carrera de Letras y la inclinación literaria también han pasado por este sendero satírico. Pensaba en estos chistes virtuales al momento de escrutar el pensum de estudios de la Licenciatura en Letras que ofrece la Universidad de San Carlos de Guatemala, y que actualmente estoy cursando, y me di cuenta entonces de que existen demasiados cursos enfocados a la narrativa y poesía hispanoamericanas y europeas, mientras que existen pocos relacionados con la cientificidad de las letras (lingüística, semántica, gramática). Tales cursos existen en el pensum, pero son pocos comparados con la cantidad de los cursos predominantemente literarios. Sin agraviar a nadie en particular, esta deficiencia curricular también ha contribuido a lo desvirtuado de nuestra carrera, provocando la cuestionabilidad de la calidad de los profesionales de las letras.

Ciertamente, el manejo total de ese amplio y complicado terreno de las humanidades proviene de la entrega y disciplina del futuro profesional; pero si esto fuera totalmente cierto no existiría una carrera que proponga a un titulado como un experto en el ámbito. De hecho, la carrera se llamaría de otra forma y los profesionales no serían licenciados en letras, sino licenciados en literatura o algo similar. Algunas veces he recibido críticas fuertes por esta manera de pensar poco amigable, sin embargo defiendo mi punto al observar ciertos patrones. Hablar con propiedad de determinado autor o novela, discutir con validez, ser expertos en los puntos de encuentro históricos: todo esto puede quedar opacado si no se sustenta correctamente por escrito. Si tenemos vicios del lenguaje, si no sabemos la diferencia entre “te” (pronombre) y “té” (sustantivo), no vamos a llegar muy lejos aunque sepamos con pelos y señales las líneas de tiempo, los movimientos literarios o las biografías de los escritores o teóricos.

Sé que resulta iluso de mi parte exigirle a la carrera de letras algo que yo puedo solucionar formándome autodidácticamente; sin embargo no estaría de más reforzar a los estudiantes en la ciencia de las letras: virar un poco la vista del fondo y estudiar la forma, comprender la forma. Quizá entonces los memes serían divertidos por otro motivo que no sea el de retratar al estudiante de letras como un indigente, un soñador o cualquier otro estereotipo señalado por sociedades que desconocen la utilidad de las letras.

PARA ESTAR PENDIENTE DE MÁS CONTENIDO COMO ESTE, NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS EN:

Facebook

Twitter

¿Quién es Rubí Véliz Catalán?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s