“Vas bien, Trump”

Sergio Castañeda_ Perfil Casi literalEl capitalismo marcha a sus anchas; este siglo será suyo o no será. Ha logrado ser el único sistema imperante a nivel mundial. Erradicó la bipolaridad que existía con la Guerra Fría, lo consiguió a través de ejecutar terror en las guerras calientes que sufrieron los países de la periferia. Ha inyectado su proyecto neoliberal en las regiones que nombra, hábilmente, como “países en vía de desarrollo”.

El sistema capitalista ha logrado achicar al Estado, convirtiéndolo en un instrumento de los monopolios y oligopolios para acrecentar ganancias y conservar dominio; es decir, ha desregulado —como lo dicta la economía burguesa— al mercado. Las sociedades de hoy son dominadas por las corporaciones. La riqueza es cada vez para menos manos, lo que en consecuencia deja en la miseria a la mayoría del planeta, quienes, además del proceso de pauperización, deben soportar racismo y clasismo si desean lograr subsistir y llegar a tener un lugar dentro de la sociedad. Y aquellos a quienes se les impide el siquiera anhelar eso, ya toman acciones bélicas en el asunto con hechos carentes de ideología, llenos de odio y sedientos de venganza.

Estamos inmersos en la psicosis delirante, en la cosificación a la naturaleza y a los seres humanos. Nos encontramos sumergidos en la atropomorfización de los automóviles y los teléfonos celulares, en la competencia con el otro por la saturación de objetos adquiridos. “Muerte a las ideologías y a los imperativos fuertes”, grita el posmodernismo globalizado. El sistema imperante ha llevado el arte a su invisibilización. Ha tergiversado la denominada estética de lo diferente, por ejemplo, para utilizarla como un paternalismo de doble vía. Sí, la técnica y el talento artístico han sido hechos a un lado por el nombrado entretenimiento-consumo cultural y por la frivolidad de la moda.

El capitalismo demuestra su evidente fracaso económico en África, Latinoamérica y, en los últimos años, a causa de la crisis, en una buena parte de Europa y Estados Unidos. El capitalismo demuestra su triunfo ideológico que conquista y aliena mentes por doquier, no solo en las  capas medias —seamos honestos—, sino que su colonización enajenante ha llegado a infiltrarse a los lugares más recónditos y hoy se jacta de ser interclasista, intergeneracional e interétnica.

Así es como a gran escala va el mundo, y obviamente, de todo esto no escapa este pequeño pedazo de tierra, este —digámoslo así— país que se mueve muy bien con la tendencia mundial, con su conservadurismo cristiano y castrense que promulga el actual gobierno dentro del sistema oligárquico-militar que incrementa continuamente la desigualdad dentro de la dictadura del mercado y el consumo, dentro de las tácticas del crimen organizado y el Estado, para, de esa forma, poder militarizar las calles y darle vida a la pena de muerte.

Cuentan que fue Friedrich Von Hayek (sí, el economista austriaco), con un tono solemne, sarcástico e imposible de escuchar en el mundo de los mortales —en el mundo de los que aún sienten—, quien le ha susurrado lo siguiente a Mr. Trump después de que este finalizara un discurso: “You are doing well, Trump”.

¿Quién es Sergio Castañeda?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s