Ni idealizar ni generalizar

André González_ Perfil Casi literal¿Cómo encontrar el punto medio entre estas dos posiciones? Yo no tengo solución; creo más en una búsqueda constante de la misma. No cerrar la mente a nuevas maneras o formas de ver y hacer el mundo. No se trata de aceptar todo y cambiar las ideas respecto de algo siempre que se escucha otra posición. Tengo más interrogantes que soluciones a este problema.

¿Son todos los europeos eurocentristas? ¿Todos los migrantes que confluyen en un país son solidarios entre sí? ¿Todas las gentes de izquierda tienen pensamientos abiertos y bien intencionados? ¿Son todos los de derecha retrógrados? ¿Son todas las lesbianas y homosexuales solidarias y solidarios con su causa? ¿Son los cristianos un derroche de bondad y los musulmanes unos asesinos y extremistas.

No son ataques indiscriminados contra ningún grupo específico sino preguntas que surgen luego de escuchar a gente conversar en las calles, bares, trenes y demás lugares. Pareciera que todo mundo tiene la razón y nadie da su brazo a torcer, menos aún adentrarse en lo que piensan los demás para enriquecerse de ideas. Creo en trabajar todos los días, en que no solo somos nosotros los que pensamos y existimos en el mundo, sino además miles de formas de ver o apreciar algo, y entre esas similares hay una gran diversidad.

Una joven curda colega de trabajo me contaba que su padre la mataría si llegara a saber que tiene un novio con otra cultura. No termina ahí la cosa: también me dijo que todas sus amigas curdas están en la misma situación. Una de ellas lo tiene mucho peor por tener un novio africano. ¿Cuánto de racismo tiene la posición de su padre? No ahondaré tanto en el machismo; es muy evidente que su poder sobre la hija es muy grande. La gran parte de curdos en este país son refugiados, o mejor dicho, lo fueron; trabajando lograron traer a sus familias. La mayoría vienen de Turquía, regresaron a su país para realizar un matrimonio concertado en varios casos, luego volvieron con familia. ¿Serán todos así? Sería muy reducido pensarlo. Los hay, estoy convencido, no son tan visibles, normalmente en estos casos la imagen que predomina es la conservadora.

En una ocasión tuve la oportunidad de conversar con dos africanos, uno de Etiopía y el otro de Eritrea. Llegaron como refugiados pero actualmente tienen la nacionalidad suiza. Su trato hacia mí fue cargado de desprecio y me parecía más estar escuchando a un europeo radical de derecha. Su planteamiento carente de fundamentos se basaba en ideas similares a las de los españoles durante la colonización de América. No debatí sus puntos de vista, me di la vuelta y caminé a casa. Me niego a creer que todos sean así, conozco más africanos, no nos hemos molestado preguntando de dónde venimos: estamos aquí y eso es lo que cuenta.

Muchas veces estamos a la defensiva, lo malo del pasado sigue estando presente, nos mantiene en constante alerta, curamos heridas con ofensas y malos tratos. Es necesario vernos sin juzgarnos, escucharnos y respetar las posiciones de cada quién. No es fácil ceder pero hace camino. Tampoco es necesario perder el tiempo. Muchas veces no dan ganas, nos desespera tanta trivialidad. El motivo es un tema aparte.

¿Quién es André González?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s