Fray Bartolomé y la Brevísima

Jimena_ Perfil Casi literalFray Bartolomé de las Casas el encomendero, defensor de “los indios”, el oportunista, el humano, el sacerdote dominico con relación e influencia directa hacia la corona española. La Brevísima relación de la destrucción de las Indias como texto de análisis del autor.

El documento es una crónica que de forma anecdótica narra lo que sucedió en determinados lugares de América durante el proceso de invasión española. Está dirigido hacia el príncipe Felipe, quien posteriormente se convertiría en el rey Felipe II de España, y a quien el rey Carlos V, su padre, lo había nombrado encargado de los asuntos de la región de las denominadas Indias.

El autor narra con detalle y cierta redundancia -que a mi parecer es característica de la época y al mismo tiempo forma de llegar enfáticamente al destinatario-, cómo los españoles han azotado las Antillas y regiones de tierra firme como Nicaragua, Guatemala y Yucatán entre otras. Expone cómo no es únicamente el destino manifiesto de los españoles de dominar las áreas descubiertas sino la saña y poca o nula misericordia que muestran ante las comunidades indígenas que a pesar de rendirse ante ellos y ofrecer sus servicios al igual que como con sus señores, los europeos no se detienen y en forma de aviso y castigo público acaban con poblados enteros de la forma más inhumana.

La Brevísima relación de la destrucción de las Indias explica que la muerte de tantos nativos no ha sido únicamente a causa de la guerra de conquista sino de un proceso injusto de sometimiento a la esclavitud (de forma innecesaria pues los indígenas estaban ya controlados y bajo su dominio) sufriendo explotación en todas las áreas pero con mayor énfasis en la extracción de oro. Recalca su postura, por ejemplo, al señalar directamente los horrores cometidos en la forma de asesinar niños y violentar mujeres. Considero que al describir dichas masacres busca no solo exponer la verdad sino llegar a tocar fibras sensibles en la mentalidad cristiana de la época y en especial del Rey.

Al analizar a Fray Bartolomé de las Casas podemos observar a una persona que como hijo de su tiempo se traslada al nuevo continente en calidad de encomendero como muchos otros y, años más tarde, decide tomar los hábitos obteniendo privilegios como religioso y logra escalar socialmente de acuerdo a su época pero con la salvedad de haber dedicado parte de su tiempo al análisis y comprensión de un mundo al que no pertenecía de origen y donde sentó bases para la discusión que favoreció posteriormente las leyes que regirían a América.

Si bien sus intereses pudieron ir más profundamente ligados a los de la corona en sí y en una preocupación menos que espiritual o humanista y más material y mercantilista en función de ver cómo la “mano de obra” estaba siendo diezmada, y con ello se minimizaba o corría peligro la obtención de abundante riqueza para España (extracción minera, agricultura, etcétera), Fray Bartolomé de las Casas también se conmovió al ser testigo de los llamados de atención que el padre Antonio de Remesal hacea a los conquistadores. En muchos años fue testigo directo de lo que acontecía en América, por lo que creo posible que desde su formación cristiana se haya generado cierto grado de conciencia que, entendida en su momento histórico y contexto, produjo indignación y un carácter paternalista sobre los indígenas, viéndolos como desprotegidos y considerándoles desde su posición privilegiada y posiblemente prepotente, carentes de una serie de atributos como la audacia o la misma inteligencia para poderse enfrentar a los europeos.

Sabemos lo injusta y nefasta que fue la invasión denominada “conquista” europea de América. Conocemos los vejámenes cometidos durante siglos y se debe reconocer que estos atropellos y abusos de poder no cesaron a pesar de las intervenciones de Fray Bartolomé de las Casas ni a pesar de aquellos que le antecedieron y prosiguieron con argumentos a favor de los indígenas ante la corte y monarquía española; pero creo que se les debe dar el crédito de sentar las bases para toda esta discusión por el hecho de haber puesto en aprietos a quienes ni siquiera se cuestionaron su mal trato hacia los pobladores originarios, por haber cuestionado la fe católica de España y sus enviados, así como su proceder como cristianos en épocas en donde el imaginario español y la conducta habría de regirse por los principios del cristianismo sin dejar jamás de lado la importancia económica que representaban los pobladores americanos tanto para el desarrollo de la empresa de conquista como, posteriormente, para el establecimiento de las colonias y la tributación hacia la corona.

¿Quién es Jimena Minaya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s