Kim Kardashian en La Habana

Alfonso Guido_ Perfil Casi literal«Kim Kardashian en Cuba» (o algo por el estilo), dice el titular de la primera noticia que me aparece al abrir Flipboard.

Mientras tanto, a los venezolanos de la oposición, dignos y admirables, aunque idealistas hasta la ingenuidad, se les olvida que la justicia en su país, al igual que sucede en México, Nicaragua y Cuba (donde ni siquiera existe), está descaradamente comprada por el régimen. Todas las entidades del Estado (La Corte de Justicia, el Tribunal Supremo Electoral) son cínicamente chavistas hasta la médula, así que por muchas firmas que recolecten para incitar un referendo revocatorio en contra de Nicolás Maduro, por muchas marchas multitudinarias en contra del régimen, por más que el pueblo venezolano se encuentre sumergido en la situación más denigrante de su historia y por más que la mayoría quiera a Maduro fuera del poder, el dictador patético y lenguaraz terminará el mandato para el que fraudulentamente fue electo en 2013.

A diferencia de Maduro -quien a pesar de todo siempre da la cara ante los medios y aparece en televisión abierta aunque sea para hablar estupideces y que todos nos podamos reír de él y sentir pena por los pobres venezolanos y sentirnos hasta afortunados de no estar en sus zapatos- su homólogo y camarada en la presidencia de Nicaragua, el también dictador (y para largo) Daniel Ortega Saavedra, nunca aparece en público dando declaraciones a la prensa: jamás da la cara cuando es necesaria una explicación; como por ejemplo, cuando el pueblo necesita saber por qué a los alumnos de las escuelas primarias venden como héroe nacional a Tomás Borge, un asesino recientemente fallecido en 2012 y eterno compinche del régimen; o cuando necesita saber qué hace el gobierno de uno de los países más pobres del continente (¡y en qué cabeza cabe!) gastando $80 millones de dólares en 50 tanques de guerra rusos, como si no hubieran miles (literalmente, miles) necesidades más urgentes que solventar. Es como colocarle una armadura a una cucaracha. Tanques que, a lo mucho, se dispararán únicamente en desfiles protocolarios. Juguetitos de culto de un excaudillo que un día de tantos se hizo dictador.

Es lamentable, pero así es como aún funcionan las cosas en el socialismo descerebrado de América Latina en pleno siglo XXI.

Quizá un día nos convenzamos de que en el mundo hay cosas más importantes que el culo deforme de la Kardashian (o como diablos se escriba) paseándose y haciéndose publicidad por las calles de La Habana. Si me lo preguntan, me cuesta creer que exista gente capaz de interesarse por noticias tan estúpidas como esa.

Y sí: hoy, solo por hoy, pueden llamarme Holden Caulfield.

¿Quién es Alfonso Guido?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Quinbus Flestrin dice:

    Harto deplorable es ver cómo uno de los mejores ensayistas de esta página decide últimamente resignarse a la triste fortuna del comentario superficial de la confitería de los monstruos: la política. Serio es ignorar por qué abandona el invisible oficio del ensayista literario para conjurarse con los cíclopes. Útil sería preguntarle cuánta seguridad tiene él en cuanto afirma, y útil, y urgente, moverlo a recordar que cuando de política y de medios de comunicación se trata, todo es una orgía de falsedad y putrefacción peor que cualquier infierno, y todos los bandos y partidos y agrupaciones políticas, así como toda esa peste televisiva, radial y de internet y de prensa escrita que alborota con noticias que no son sino productos idiotas; todo ese cambalache de poder y de terror, no vale un espacio que bien podría ser utilizado para el ingenuo malabar poético.

    ¿De dónde saca usted que podría alguien llamarle Holden Caufield? Por otros de sus escritos, sí, pero no por este.

    “Un idiota es un idiota; dos idiotas son dos idiotas; diez mil idiotas son un partido político”. Kafka, el guardián.

    1. Muchas gracias por su comentario. Como siempre, es bien recibido. Att. El autor (por hoy, Holden Caulfield).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s