Ni a la izquierda ni a la derecha

María Alejandra Guzmán_ Perfil Casi literalNo soy docta en política. Tampoco he definido una postura en particular en mis 26 años de vida, acaso un síntoma de mis flaquezas personales. Sin embargo, respecto a las ideologías políticas, tengo algo muy concreto que decir: la mayor parte del tiempo se convierten en dogmas que la gente sigue como si fueran verdades absolutas.

El izquierdista con manifiesto comunista en mano. El derechista defendiendo cuanta cosa neoliberal encuentra en su camino. Y no me atrevería tampoco a defender la social democracia, no tengo ninguna razón para creer en ella pues al parecer solamente existe en la imaginación de quienes se definen como “socialdemócratas”.

No tomemos una ideología política como verdad absoluta. Tengamos el coraje de cuestionar nuestras propias ideas en materia política, religiosa y económica, pues no existe ninguna prueba fehaciente de que Karl Marx (el dios de algunos socialistas) o Ludwig Von Mises (ese personaje que tanto se defiende en la universidad más elitista de nuestro país) estuviesen en lo cierto.

El dogma político, como yo lo llamo, es exactamente igual a cualquier pensamiento dogmático-religioso: inunda la corteza cerebral de todos aquellos postulados propuestos por un ser que nunca pudo comprobar su teoría. Al decir esto imagino cómo las vesículas de todos los neoliberales y socialistas del mundo están segregando toneladas de bilis al leer estas líneas, pues de sus ídolos políticos solamente quedan cenizas guardadas en alguna tumba y un montón de bibliografía inútil para quien no tiene el suficiente criterio como para comprender que cualquier ideología es solamente eso, una ideología mas no una verdad absoluta.

Con esto no pretendo que usted cambie de camiseta ideológica. Eso se lo dejo a los diputados del Congreso de mi país, quienes con su transfuguismo constante dejan en evidencia cuán débiles son las agrupaciones políticas de Guatemala. Defienda con uñas y dientes aquello en lo que toda su vida ha creído, no obstante le exhorto amablemente a cuestionarlo, a no dar nada por sentado y a preguntarse una y mil veces si sus ideas tienen fundamentos válidos o usted es una repetidora del discurso de alguien más. De un muerto, quizá.

En otras palabras, definir una ideología no es un crimen ni nada por el estilo. Lo que me parece inadmisible es tomar cualquier postura política (o bien de otra índole) sin cuestionar su procedencia. No olvidemos que el dogma político es igual que el religioso: nos nubla la razón, corriendo el riesgo de silenciar con arma en mano a todo aquel que rebata aquello que vociferamos.

Por lo pronto, si no se siente seguro, no vire a la izquierda ni a la derecha, tampoco avance hacia el centro. Trate de observar todo desde donde se encuentra y cuando esté listo tome la vía que considere conveniente sin olvidar que así como usted elige hacia dónde virar, el otro tiene el mismo derecho, con la posibilidad de virar hacia otro lado.

¿Quién es María Alejandra Guzmán?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Humildemente creo, María Alejandra, que la cuestión pasa por lo siguiente: las ideologías pertenecen a la Teoría Política (o Politología, como quieras llamarla), pero la Política no es teoría, es acción. Las teorías son especulaciones posteriores o previas, pero sólo existen en la mente de quienes las piensan (ya sea al crearlas o al creerlas).
    En cambio, cuando se “hace” política, se debe actuar sobre la realidad concreta, se impacta en la vida de las personas, se modifican situaciones, se crean caminos.
    Cuando aprendamos la diferencia entre “hablar sobre lo que hay que hacer” y “hacerlo”, comprenderemos que por más libros escritos y discursos pronunciados que haya en el mundo, lo único que es verdadero es “hacer lo posible” y eso no es ciencia… ¡eso es un arte! (ya lo decía Platón).

    1. María Alejandra Guzmán dice:

      La política debería ser justamente eso que usted afirma: acción. Sin embargo, existen muchos que solamente se limitan a leer, leer y leer la teoría, sin entenderla en absoluto, al punto de convertirla en un dogma incuestionable. Ojalá en un futuro cercano, existan menos teóricos de la política y más sujetos políticos activos. Saludos y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s