Las confesiones privadas de Ingmar Bergman

Mario Ramos_ Perfil Casi literalHace algunos días, por invitación de un amigo, asistí a una obra de teatro en el Kennedy Center de Washington D.C. No tenía ni idea del nombre de la pieza, ni de qué trataba, y mucho menos de quién era el director; solo sabía que era en noruego y que tendría subtítulos en inglés. Antes de entrar en la sala Eisenhower me percaté de que se trataba de una obra escrita por el cineasta sueco Ingmar Bergman, reconocido director de cine y teatro, uno de los autores mejor logrados y más influyentes del cine en el siglo XX.

La puesta en escena parecía muy sencilla. La directora Liv Ullmann ―reconocida musa cinematográfica del mismo Bergman― adaptó la película Private Confessions, que había dirigido en 1996, a una magnífica obra teatral que profundiza en temas como la infidelidad, la familia, el miedo, la religión y la mentira, desnudando así ―literalmente― el precio de la verdad, que es el tema central de la obra.

Con una serie de diálogos y narraciones basadas en las cartas y el diario escrito por Anna (Marte Engebrigtsen), el personaje principal de la historia, Ullmann crea una conmovedora narración en tiempos no secuenciales de «confesiones» que navegan en los límites de la psique humana a través de sus conflictos familiares.

«La verdad os hará libres», dice Jesucristo en el Evangelio de Juan. ¿Qué pasa si el hecho de esconderla puede evitar el dolor y el sufrimiento? Entonces ¿la verdad deja de ser importante? ¿Cuándo ocultar la verdad puede sanar?

San Agustín, al decir en sus Confesiones «No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad», afirmó que la verdad está dentro de cada ser humano, por tanto, existen diferentes verdades y el concepto mismo sigue siendo tergiversado y mal empleado. Incluso las religiones que utilizan el miedo como arma crean sus propias verdades. Según Ingmar Bergman «El miedo nos hace buscar una imagen salvadora y esa imagen es Dios».

La obra de Ullmann se estrenó en Oslo en 2016 y ha sido presentada en el Teatro Nacional de Noruega y en el Teatro Eisenhower en tributo al cineasta sueco, quien por medio de esta historia mostró la infidelidad de su madre en una secuencia de conversaciones muy bien desarrolladas acerca del amor, la culpa, el pecado y la verdad.

Private Confessions presenta un conflicto existencial y filosófico que confronta la posibilidad de que la verdad no necesariamente te libera, también puede convertir al sujeto en esclavo de tu propia miseria.

¿Quién es Mario Ramos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s