Cómo presentar una obra literaria en Guatemala

Angélica Quiñonez_ Perfil Casi literal.jpgSi usted alcanzó esta maravillosa etapa en la vida de un escritor, felicitaciones. Procede una presentación de libro que le permita presumir compartir este logro con amigos, familiares y especialmente desconocidos a quienes necesita justificarles su falta de empleo formal. Esta guía lo acompañará no solo para preparar sino para ejecutar su presentación de libro en formato clásico.

Antes de presentar: elija estratégicamente el lugar y la fecha para su presentación. Por supuesto que todos tenemos cosas más importantes e interesantes que hacer el fin de semana, así que agende su evento para una noche de martes, miércoles o jueves, cuidando que no coincida con un estreno de saga cinematográfica o maratón municipal. Al elegir el sitio, asegúrese de que no cuente con estacionamiento seguro ni acepte tarjetas de crédito. Todo mundo sabe que los mejores lugares para convivir con la literatura son café-bares de cuarta categoría. Proceda bajo su propio riesgo en auditorios y universidades (podría encontrarse con personas que seguramente tienen más éxito y prospectos de futuro que usted).

Primer punto: comience su presentación 45 minutos después de la hora indicada. Esto le ayudará a reunir la multitud de ocho personas que le presten atención, contando sus dos acompañantes y el personal del establecimiento. Utilice el equipo de audio más defectuoso que le presten sus amigos con banda musical o el grupo de la iglesia. Y luego de múltiples pruebas de sonido, pídale a su editor que realice la bienvenida.

Segundo punto: Su editor deberá comenzar con un agradecimiento a las personas presentes y al establecimiento que los aloja. Procederá con la letanía de dificultades que representa publicar un libro: gastos de imprenta, edición de borradores, promoción en redes sociales, etcétera. Un editor de verdad también le recordará al público que la gente «ya no aprecia la buena literatura» (pues, por supuesto que su obra es una contribución revolucionaria) y que cada vez es más difícil «encontrar espacios que celebren a las nuevas voces». No hay necesidad de que el editor comente su obra a profundidad, basta con que hable de su «rico lenguaje» y sus «impactantes imágenes». Este es el momento en que su editor recalcará una cifra irrelevante y un logro pionero del sello: «Llegamos a 200 ejemplares. Imprimimos más de 15 trifoliares-poemarios. Somos la primera editorial libre de crueldad. Somos la única editorial de poesía emoji en Centroamérica Norte».

Tercer punto: Luego de una pausa incómoda con pocos aplausos, el editor le cederá la palabra a usted, el autor. Agradézcale, obviamente, y también a las personas que eligieron llegar a ver sus teléfonos inteligentes en el sitio de su presentación. Si esta es su primera obra, dese tiempo de relatar un momento traumático de su infancia o adolescencia con un incómodamente alto nivel de detalle. Este es el evento en el que se inspiró su obra debut, ¿o no? Ahora bien, si esta es una segunda o tercera obra, asegúrese de desprestigiar la primera como un ejercicio para «definir su estilo» o «hallar su voz». En esta parte deberá contar que esta obra ya no está para nada basada en su vida sino en una problemática social con la que usted se sienta comprometido (esto le garantizará vigencia). No olvide solapar indiscretamente un par de comentarios venenosos para los autores que envidia secretamente admira. El final de esta etapa varía si usted está presentando prosa o poesía.

Si usted está presentando poesía: este es el momento para leer desapasionadamente algunos de sus versos. Asegúrese de hacerlo con la voz monótona y sombría, acompañado de la interferencia en el micrófono y el murmullo de reggaetón en el local vecino. Asegúrese de marcar desequilibradamente sus pausas entre estrofas o poemas y rodéese de aplausos tímidos.

Si usted está presentando prosa: idealmente, aquí debe traer a su amigo escritor más experimentado, a quien usted presentará con un desglose de su currículum artístico comenzando desde la preprimaria. Esta persona deberá indicarle a la audiencia que no ha leído la obra pero que les garantiza que está «muy, muy buena».

Cuarto punto: luego de otra pausa incómoda, su editor puede cederle al público el espacio para preguntas. Y cuando digo preguntas no me refiero al tipo de oraciones interrogativas que estimulan una respuesta de su interlocutor, sino a la épica narrativa autobiográfica ―con nota extendida de sus lecturas clásicas― que la persona que haya tomado el micrófono comenzará a recitar. Reserve al menos tres espacios de diez minutos para este tipo de intervenciones y actúe como si estuviera interesado.

Quinto y último punto: reitere su agradecimiento a los asistentes y prepare una mesa para vender los ejemplares de su libro. Sonría incómodamente en las selfies de sus nuevos lectores y no olvide recordarles que lo sigan en Twitter, Facebook e Instagram. Asegúreles a todos que el siguiente libro ya está en camino, aunque sea mentira. Dígales que está dispuesto a escuchar sus críticas y opiniones, aunque sea mentira. Y trate de no pensar en el estado decadente e improductivo de la tradición literaria en este país, aunque sea verdad.

¿Quién es Angélica Quiñonez?

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. tito bassi dice:

    Eres muy guapa, y radiante ademas. Es por eso que no creo, que tu creas todo lo dicho sobre como presentar una obra en Guatemala. Tanta complicacion por hacerlo contradice los defectos acumulados y latentes en el medio ambiente. Todos esos y solo esos habrian cerrado mi camino y los de los miles cde titulos nacidos en Guate. Tu representas el misterio del feminismo y eso es motivo cautivante dentro el machismo para divulgar cualquier obra artistica. Yo no soy ni intelectual ni escritor, soy una persona que ha sido traicionada por la salud y en parte por un entorno intelectual. Al umbral de la inutilidad senil dispuse escribir y escribi. Una parte del mensaje dirigido a los intelectuales que me estaban viendo la cara y el otro a los sedientos de la lectura con algo de contenido que leer. Voy por 7 libros en 7 años, todos presentados en Guatemala, como profeta en tierra ajena quisas. Dos traducidos al italiano sin ir a Suiza italiana, y dos editados en Sevilla España sin ir hasta allá. http://www.titobassi.com. Sigo pensando que por calidad y vitalidad tu obra tiene mas futuro que la mia, la presentacion es relativa. Exitos.

  2. marioperrito dice:

    Acida como siempre. me aseguraré de no seguir tu guía 😉. Muy bien Angélica.

  3. Michelle dice:

    Jajaja, se te olvidó mencionar la “estimulante” tarea de tratar con los medios de comunicación tradicionales que cuentan con un “benigno” criterio de selección para publicar reseñas de tu obra o incluir tu presentación en su agenda cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s