Honduras tiene nombre de mujer

Linda María Ordóñez_ Perfil Casi literalSegún el FOSDEH, en los últimos años, 250 personas huyen a diario de Honduras con el fin de pedir asilo en el exterior. La migración no es un tema novedoso en el país, lo que ha cambiado es su modalidad. No sabemos en realidad cómo lograron organizarse y convocarse las 2 mil personas que salieron en caravana el sábado 13 de octubre de la ciudad de San Pedro Sula, pero de lo que sí tenemos certeza es que razones sobran para querer huir de la tremenda crisis humanitaria en la que está inmersa la mayoría de la población hondureña. Se estima que esta caravana logró extenderse a siete mil doscientas veintidós personas, de las cuales, cuatro mil seiscientas once son mujeres, niñas y niños.

Muchas personas se preguntarán si vale la pena salir de Honduras y arriesgar la vida y la de las hijas e hijos, pero una madre que ha vivido la pobreza, la violencia y la injusticia podría explicarlo. También esa madre tendría las agallas de desplazarse en aras de apartar a sus pequeños y pequeñas de una vida de incertidumbre y miseria.

«Yo no quiero que él se enfrente a lo que le tocó a su papá. Allá en Honduras hay mucha delincuencia. Algunas personas dicen que por qué nos exponemos a viajar tan lejos, pero esto no es nada comparado a lo que vivíamos en Colón. Pandilleros, extorsionistas, todos los días ellos…» Estas son las palabras que una mujer pronunció en una entrevista para un periodista de Plaza Pública. El camino de una madre en esta caravana está lleno de dolor, lágrimas, hambre e incertidumbre, con niños y niñas en los brazos, en sus espaldas o en sus vientres, amamantándolos, protegiéndolos del frío y de toda amenaza que pueda surgir. Pero han sido contundentes al decir que prefieren este camino a la certeza de la violencia, del crimen organizado, de la extorsión, de la amenaza de muerte y de la violación a sus derechos fundamentales por parte del Estado.

Ante estos lamentables acontecimientos han surgido grupos de personas que organizan movimientos de apoyo y solidaridad para nuestras hermanas y hermanos que caminan hacia el norte; un ejemplo es la campaña de las mochilas de los migrantes del refugio del padre Solalinde, en México. La escritora y feminista hondureña Jessica Isla creó la iniciativa a la que nombró «Llamado feminista de acuerpamiento internacional», la respuesta fue inmediata. Mujeres organizadas y no organizadas de diferentes países se unieron a la convocatoria haciéndola viral por medio de las diferentes redes sociales, utilizando el hashtag #NuestrosCorazonesEnElCamino. La poeta, historiadora y académica salvadoreña Elena Salamanca, junto a un grupo de amigas, organizó un centro de acopio en México, en el que reunieron víveres, ropa y medicamentos, y también la respuesta fue inmediata. Las Patronas, un grupo de mujeres que apoyan a los migrantes en la zona montañosa de Veracruz, realizaron una colecta de víveres para recibir la caravana hondureña en su comedor Esperanza del Migrante, recolectando además ropa, artículos de aseo y artículos para bebé, entre otras cosas. La sororidad entre mujeres ha sido evidente. Como lo escribió Clarice Lispector: «La acogida es plenitud» y nuestras compañeras lo saben y lo tienen presente.

Como ya lo dije antes, en esta caravana hay mujeres, y son muchas, y de manera recurrente serán las invisibles, las últimas en alimentarse y cubrirse del frío, las que caminarán el sendero para ellas y para otros y otras, las que tostarán su piel y se acalambrarán, las que no han conocido una vida digna y la sueñan para ellas y sus hijas e hijos. Es nuestro deber nombrarlas y no invisibilizarlas.

«Yo siempre he pensado que Honduras tiene nombre de mujer, una, dos, cien, miles», escribió Juana Pavón en su poema «Nosotras, esas sujetos», y yo creo que también tienen nombre de mujer un gran número de personas que hoy huyen en la caravana, obligadas por la desesperanza, por proteger sus cuerpos y los de los suyos y suyas, que huyen de los femicidios, del sicariato, de la corrupción de un gobierno que no las protege, que además se instauró de manera ilegal y que se ha dedicado a saquear lo que le pertenece al pueblo.

¿Quién es Linda María Ordóñez?

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Tito Bassi dice:

    Segun los millares de agentes secretos son todas pasionarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s