30 años de la Asociación Nicaragüense de Cinematografía (ANCI)

Karly Gaitán Morales_ perfil Casi literalLa etapa histórica que para el imaginario cultural de Nicaragua es conocida como «la época de oro del cine nicaragüense» no abarca precisamente lo que popularmente se ha creído: el decenio de la Revolución Popular Sandinista. Una de las primeras pruebas de fuego del Instituto Nicaragüense de Cine (INCINE) —el ente regulador de cine en esa época y la principal compañía cinematográfica del país habría de sufrir— se dio en 1984, cuando su presupuesto anual de alrededor de un millón de dólares de la época destinados para producción de cine —básicamente documental— le fue retirado debido a la situación de guerra, desabastecimiento y bloqueo económico en que se encontraba el país.

En ese tiempo, la enorme ayuda que se recibía de Cuba para un cine nacional había mermado debido a que los cineastas nicaragüenses poco a poco eran capaces de producir sus propias películas con esfuerzos locales, y sus conocimientos de realización de cine —porque muchos de ellos habían sido capacitados, premiados y apoyados por el del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC)— los hacía autosuficientes. Sin embargo, es importante resaltar que la ayuda de Cuba nunca estuvo ausente durante ese decenio y aun en 1989 el gobierno cubano —pese a que ya no contaba con el respaldo de la recién disuelta URSS— contribuía de diferentes maneras en su apoyo logístico, económico y educativo al cine nicaragüense.

La segunda prueba de fuego se vivió en 1987, cuando las devaluaciones constantes habían desatado un deterioro en la institución. Había un deficiente atractivo en las carteleras nacionales y una nula distribución comercial de cine. Para paliar la decadencia se habían creado departamentos de proyectos y de video con el fin de solventar, junto con otras ayudas institucionales el mantenimiento básico, las instalaciones de INCINE. Los puntos débiles de la industria cinematográfica nacional no solo se manifestaban en la distribución, exhibición y manejo de las salas, sino en la producción.

En INCINE eran pocos los proyectos que se estaban gestionando (si se compara al ritmo que tenía antes de 1984). Los quince realizadores con que contaba la institución pasaban la mayoría de tiempo ocupados en actividades que no eran de producción porque laboraban solamente en los proyectos que iban siendo aprobados. Para esa fecha se cerró además el departamento de cine móvil y se hizo la gran compactación del personal.

Así es como surgió la Asociación Nicaragüense de Cinematografía (ANCI) cuando un grupo de cineastas formados en INCINE se unió con el fin de buscar apoyo económico y logístico con las organizaciones no gubernamentales, embajadas o países cooperantes para continuar la labor cinematográfica. La idea se forjó porque una asociación con personería jurídica podría funcionar como un equipo de producción y vincularse con sociedades independientes de otros países e instituciones interesadas en apoyar al cine que no necesariamente quisieran tener una relación con el Estado de Nicaragua.

Entonces nació ANCI el 7 de marzo de 1988 con el objetivo de fomentar la cinematografía nacional y aglutinar a los artistas y técnicos del cine y de las artes audiovisuales. La personería jurídica le fue aprobada por decreto de la Asamblea Nacional número 034, aprobado el 1 de noviembre de 1988 y publicado en La Gaceta. Diario Oficial el 25 de noviembre de ese mismo año. Los fundadores de ANCI fueron, según su escritura de constitución, los cineastas Fernando Somarriba de Valery, Eddy Meléndez, Mariano Marín, Rafael Vargas Ruiz, Eduardo Guadamuz, Armando Marenco, Ronal Porras e Iván Argüello. Para mientras eran aprobados los estatutos se conformó una junta directiva provisional que quedó integrada de la siguiente manera: Fernando Somarriba (presidente), Iván Argüello (vicepresidente), Ronal Porras (secretario) y Rafael Vargas Ruiz (vocal), quienes tomaron posesión de sus cargos el 10 de marzo de ese año.

 

ANCI ha sido por muchos años la única institución en Nicaragua que ha levantado la bandera de la cinematografía en beneficio gremial, sobre todo en la década de 1990, cuando los cineastas debieron fundar sus propias pequeñas compañías privadas para poder continuar trabajando en el cine, incluso, muchos no volvieron nunca a ejercer la profesión. Ha sido esta institución además la que más ha organizado muestras de cine nicaragüense e internacional, festivales, concursos y talleres de formación, y la que de muchas formas ha producido e incentivado el cine en Nicaragua.

De los eventos más representativos de los que aún se conserva memoria y tuvieron gran impacto en la cultura nicaragüense están la Retrospectiva de Cine Nicaragüense en 1999, el Primer Encuentro Centroamericano de Cine en 1999, la retrospectiva de cine y video «Los 10 años que conmovieron al mundo» en 2004 y la muestra de cine y video contemporáneo nicaragüense «Una mirada a nuestro tiempo» ese mismo año. Después, ANCI realizaba cada año la muestra de cine y video centroamericano y, desde hace unos años, bajo la presidencia de la cineasta Kathy Sevilla, realiza el evento anual «Muestra de Cine Iberoamericano de Nicaragua», con gran foro, numeroso público y despliegue de prensa.

Por medio de ANCI han visitado el país reconocidos cineastas para ofrecer cursos gratuitos y posterior producción de esos proyectos fílmicos. Fue esta organización la que, a través del impulso y tenacidad del cineasta Fernando Somarriba de Valery (quien por muchos años fue su presidente) y de un proyecto aprobado por HIVOS, que llegó a impulsar dos leyes muy importantes en Nicaragua que benefician y apoyan en gran manera a los artistas nacionales: la Ley de Derechos de Autor, aprobada en 1999; y la Ley 723, Ley de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, aprobada en 2010. Estas leyes fueron motivo de gran celebración para la historia del cine nicaragüense y con ellas Nicaragua se convertía en el segundo país de Centroamérica con una ley de cine después de Panamá, cuya ley fue aprobada tres años antes.

¡Larga vida a ANCI y que viva el cine nicaragüense!

¿Quién es Karly Gaitán Morales?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s