Las películas infantiles y la muerte

Mario Ramos_ Perfil Casi literalAunque parezca una locura, pensar en películas para niños —especialmente en las de Disney— también es pensar en tristeza, violencia y muerte. En estos tiempos es casi imposible encontrar una película para niños que no promueva la violencia, el bullyng, el dolor, y la muerte de forma directa.

Días atrás busqué una película nueva para ver junto a mi hijo puesto que ya estaba cansado de las dos mismas cintas que él siempre pide: Cars 3 y Sing, que aparte de ser visualmente geniales y contar una historia interesante, son las menos violentas que he encontrado. Así que buscando me tropecé con The good dinosaur (El buen dinosaurio).

La imagen del cartel parecía tierna y divertida y su tráiler me dio la impresión de que la película era interesante y apropiada, así que decidí comprarla, pero de nuevo Disney, en tan solo diez minutos, se encargó de convertir lo que parecía una historia dulce y tierna en una pesadilla donde una familia de dinosaurios se desintegra por la repentina muerte del padre ante a su hijo menor —y el más débil de todos— al ser arrastrado por la crecida de un río, dejando a su pequeño perdido en un mundo desconocido y lejos del resto de su familia.

De inmediato volteé a ver a mi hijo y él estaba igual que yo: en shock y con lágrimas en sus ojos. Paré la película y junto a mi esposa tratamos de inventar una historia diferente para distraerlo mientras buscaba otra cosa que lo animara, a la vez que él me abrazaba fuerte y restregaba su rostro en mi pecho. Sin duda, la escena lo hizo pensar en que podría perder a su padre. Al final, volvimos a ver Sing.

Lo que me parece terrible es que estos filmes se estén convirtiendo en algo tan normal y que las películas animadas sean cada vez más violentas que las de adultos. Según un estudio publicado por el Britsh Medical Journal que comparó películas para adultos con las pensadas para niños, se demostró que estas, generalmente, tenían más «muerte y destrucción», y descubrieron que el personaje principal tiene el doble de probabilidad de morir y tres veces más de ser asesinado en las películas para niños. ¿Qué tipo de mensaje estamos enviando a los niños? ¿Matar es la mejor manera de combatir a esos que representan el problema? No lo creo.

«En vez de ser inocentes y ser alternativas distintas al horror o el drama, las películas animadas para niños tienen asesinatos», dijeron los doctores Ian Colman y James Kirkbride en un estudio al cual llamaron «Las comiquitas matan». Para esta investigación, los científicos analizaron las 45 películas para niños más populares entre 1937 y 2013, que van desde Blanca Nieves hasta Frozen. El estudio comparó a los filmes infantiles con populares cintas dramáticas para adultos lanzadas durante los mismos años, como El exorcismo de Emily Rose y Pulp Fiction. Entonces, significa que ¿la próxima vez que considere ver una película de Disney con mi hijo debería considerar si no es menos violenta una de terror?

Según la revista Pediatrics, la violencia que ven los niños menores de 13 años en las películas se ha triplicado en los últimos años. Pienso que como padres y como consumidores, debemos buscar la manera de controlar este tipo de contenidos urgentemente.

Talvez algunos lectores se preguntarán por qué no dejo a un lado las películas e invierto el tiempo con mi hijo en la lectura, juegos al aire libre u otras actividades —lo cual también hago y con frecuencia—, pero esto no se trata solamente de apagar el televisor y evadir la situación. No se puede aislar a los niños de la computadora, la televisión o el cine —y menos en mi caso, que estoy directamente ligado a ellos por mi trabajo— pero sí se pueden mejorar las leyes de censura que permiten imágenes violentas y controlar los contenidos que representan un peligro psicológico para los niños.

«Es posible que esa exposición pudiera tener un impacto positivo en el entendimiento de los niños sobre la muerte si se trata bien el tema», dice el estudio. «Los filmes que muestran formas apropiadas de duelo pueden ayudar a comprender la muerte». Sin embargo, aunque estos argumentos también sean válidos, no creo que inculcarles desde pequeños una cultura de violencia y muerte traiga consigo algo positivo. Ahora bien, si usamos esta misma lógica de «exposición y entendimiento», también podríamos decir que exponerlos a mensajes de unión, amor y vida los prepararía para entender y buscar formas menos violentas de convivencia.

¿Quién es Mario Ramos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s