Categoría: Sílaba viva

Ser una maestra irreverente en Honduras

Ser maestra irreverente en Honduras_ Casi literal

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

«Y tuve que marcharme. La administración me dijo que no había presupuesto para volverme a contratar, pero solo fue una manera diplomática de decirme que no estaban de acuerdo con mi forma de enseñar y de relacionarme con los estudiantes».

Así se reinventan los artistas en Honduras durante la pandemia

Así se reinventan los artistas en Honduras durante la pandemia_ Casi literal

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

Muchos y muchas artistas en Honduras que están reinventándose son el más sublime retrato de la resistencia, del compromiso y del trabajo independiente. Sin embargo, tampoco debemos permitir la romantización de la precariedad.

El sexo, las brujas y el miedo

El sexo, las brujas y el miedo_ Casi literal

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

Según el Malleus Magnificarum (1486), el hombre que violaba a una bruja no era un violador, sino que había caído presa de sus hechizos. De esta manera se desplazaba la culpa de los pecados hacia la mujer.

Quien me espera en Orocuina

Quien me espera en Orocuina_ Casi literal

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

No considero la edad como una categoría para definir el comportamiento de un grupo de personas: he visto a muchos niños con la responsabilidad de un adulto, gente de treinta o cuarenta años con actitudes infantiles y ancianos de ochenta con el ímpetu de un niño o adolescente.

Las mujeres que el Boom latinoamericano invisibilizó

Clarice Lispector_ Las mujeres que el Boom latinoamericano invisibilizó_ Casi literal

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

Dicen que la vida de un escritor no es relevante, pero la vida privada de todo hombre determina sus logros y derrotas; pues sin comer, sin vestir, sin tener quién les resuelva las cosas, les es difícil lograr algo (si no, pregúntenles a los del Boom).

María de Zayas, la escritora aurea

María de Zayas

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

Su trabajo literario siempre fue visible y además elogiado por el círculo de poetas, novelistas y dramaturgos de su época, sin embargo, en algunos espacios su obra fue tildada de libertina, obscena e inmoral.

Enma Bonilla: resistencia, exilio y dignidad

Enma Bonilla, resistencia, exilio y dignidad

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

Enma Bonilla, junto a otras mujeres como su madre Enma de Bonilla, Paula Valentine, la profesora Visitación Padilla y la escritora Argentina Díaz Lozano encabezaron las filas de la famosa movilización realizada en Tegucigalpa el 4 de julio de 1944.

Si los hombres menstruaran

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

«En la escuela notaba que algunas de mis compañeras sacaban con sumo cuidado y vergüenza sus bolsitas de toallas sanitarias y a veces en secreto nos decíamos: «Ya me vino». Todo era un gran misterio y nos moríamos de la vergüenza si algún compañero nos descubría. El estigma de la menstruación es una forma de misoginia».

Mujeres de posguerra

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

En España, al terminar la Guerra Civil, muchos hombres se enorgullecían de acostarse con las viudas o las hijas de los vencidos, de los encarcelados o de los asesinados, por lo que muchas mujeres que lo perdieron todo aprovecharon esta filia machista para tener ingresos económicos.