Luz indómita (Dulcinea Gramajo)

Sin querer me metí en una utopía y no pude salir.

Mario Benedetti

La palabra es luz indómita, tan intensa que ciega. Ráfaga de dolor y placer. La luz del arte nos hace sentir más aptos para la libertad y enriquece nuestra sensibilidad, pero a la vez nos embiste hacia un vertiginoso despertar parecido a una dulce condena.

Este espacio es la invitación a un juego de espejos a partir de la ficción del cine y otras vertientes en donde el arte cuestiona a la realidad y viceversa.

Dulcinea Gramajo

Ingresar al archivo de  Luz  indómita

Más sobre la autora de Luz indómita

INICIO