Prosa de prisa (Roberto Carlos Pérez)

El verso nace con el primer latido del corazón y ha estado presente desde que el hombre pisó la tierra. Se necesitó del tiempo y del discurrir de los años para que la prosa surgiera y con ella se construyeran las grandes civilizaciones.

En un lugar de Jonia o Grecia asiática, en el siglo VI antes de Cristo, a los hombres se les ocurrió decir las cosas de manera directa, alejadas de la ornamentación y la rigidez del verso. La prosa se irguió como un manantial que marcha siempre hacia adelante (provorsus) a fin de expresar los grandes conceptos depurados de sus puntas locuaces. «Prosa de prisa» es el ansia de entender el mundo a través del lenguaje, ese mundo en que música y literatura se unen para ofrecerme respuestas a lo que Calderón de la Barca llamó «El Gran Teatro del Mundo» y Cervantes «El lugar de la Mancha»; ese espacio en el que un loco Hidalgo quiso revivir el oficio de la caballería andante, ofreciéndonos la más alta ocasión que han visto los siglos que tiene de vida la prosa.

Roberto Carlos Pérez

Ingresar al archivo de Prosa de prisa

Más sobre el autor de Prosa de prisa