20 pesitos, documental nicaragüense de José Wheelock en el Festival de Cine de Nueva York

20 pesitos, documental nicaragüense de José Wheelock en festival de cine en Nueva York


Por KARLY GAITÁN MORALES | LA VENTANA DISCRETA

José Wheelock —cineasta nicaragüense que viene de la danza y del arte contemporáneo— ha sentado con su estilo una marca en el tipo cinematográfico de la actualidad nacional.

Anuncios

No hay comentarios

Karly Gaitán Morales_ perfil Casi literalJosé Wheelock —cineasta nicaragüense que viene de la danza y del arte contemporáneo— ha sentado con su estilo una marca en el tipo cinematográfico de la actualidad nacional. Este estilo se ha apreciado desde su primer cortometraje experimental (Pedro Chatarra, 2007, ANCI), y se exalta y llega a la cúspide con su documental largo 1, 2, 3… ¡A bailar! (Ceibo Films, 2016), merecedor del Premio DocTV 2016.

Ahora una vez más se puede ver en pantalla una muestra de su cine con el estreno del cortometraje 20 pesitos. Solo por el día de hoy (Ceibo Films, 2018), que debutó este mes en Nueva York en el Bronx World Film Cycle del invierno 2020.

El filme inicia con unas imágenes tomadas con diversos tipos de planos que muestran una mañana en la concurrida carretera Norte de Managua, a la altura de las zonas industriales ubicadas en áreas semirrurales, que abarcan decenas de manzanas de tierra y grandes planteles. Los trabajadores ingresan por las enormes entradas mientras conversan animadamente, otros caminan absortos en sus pensamientos o enajenados con sus audífonos.

Un grupo de ciudadanos va a abordar un autobús, pero se observa que estos, a diferencia de las primeras secuencias, son actores. Cuando abordan el medio de transporte y toman sus asientos ingresa un vendedor ambulante vestido con un traje estrafalario a ofrecer unas pastillas mágicas que sirven para resolver todo tipo de problemas sociales: para eliminar deudas, para comprar la felicidad, para que regresen viejos amores y hasta para obtener un iPhone; o bien, para curar problemas como la depresión y la tristeza… Por tan solo «20 cordobitas».

Cuando avisa que va a pasar por sus asientos ofreciendo las pastillas, todos los pasajeros, muy prestos y de manera automatizada, tienen ya en sus manos el billete de 20 córdobas —la moneda oficial de Nicaragua— para comprarlas.

El mismo grupo de actores hace un performance en la sala de ensayo de un teatro —se puede observar que se trata de la Sala Experimental Pilar Aguirre, en el interior del Teatro Nacional Rubén Darío—. Una muchacha cuenta en off su testimonio de sobrevivencia a la violencia que sufría de parte de su novio y de cómo gradualmente ingresó a ese tipo de vida después de haber iniciado la relación como una bonita historia de amor. Un joven narra cómo era el tipo de vida para un hombre en la región rural de donde es originario y la cultura machista que allí se enseña a los varones desde que son niños.

El testimonio de otra de las participantes trata sobre las agresiones que vivían ella y sus hijos por parte de la familia de su esposo y cómo enfrentaban esta situación en su vida cotidiana. Y así, todos los viajeros del autobús que se ve al inicio tienen diferentes problemas y los sufren día a día encubiertos como pasajeros comunes del transporte público, pero cuando se presenta una oportunidad —como la de las pastillas mágicas que todo lo solucionan— quieren comprar la felicidad.

Estas personas viajan en el autobús, como lo hacen hacia sus trabajos por las mañanas tantos otros miles de personas en Nicaragua y en el mundo; muchas veces asomados a las ventanillas con sus tristezas, dolores y desiluciones ocultos en sonrisas o en los ojos de unos simples observadores de paisajes. Tal como se ha visto en las tantas capturas con cámaras en las calles de Managua y en los alrededores de los parques industriales, había miles de empleados en esas planillas, tantos nombres y apellidos, tantos sueños que flotan por los techos y por el espacio aéreo de esos planteles y miradas que se pierden en las ventanas de los autobuses, nuevamente al regresar a sus hogares al final del día.

FICHA TÉCNICA

20 pesitos, José Wheelock_ Casi literal

Dirección, realización y guion: José Wheelock. Género: Documental (expermental). Duración:  21 minutos. Formato: Color, video digital HD. Idioma: Español. Fotografía: Freidell Urbina. Asistentes de cámara: Junio Zamora, Tininiska Simpson. Edición: Kathy Sevilla. Sonido directo y mezcla: José Luis Bravo. Masterización: Augusto Blandón. Música original: Staccato. Músicos: Fernando Escorcia, Yasser Widdys, Maryán Cuevas, Milton Guillén. Subtítulos al inglés: Judy Buttler. Productores: Irene Guido, Bismarck Martínez. Producción: Ceibo Film, S. A. Año de producción: 2018. Nacionalidad: Nicaragua.

¿Quién es Karly Gaitán Morales?

¿Cuánto te gustó este artículo?

Califícalo.

5 / 5. 1

Anuncios

Deja un comentario