Borges: las traducciones que nunca hizo

Por ALFONSO GUIDO

“De nada le sirvió a Leonor Acevedo ser una excepcional traductora si la fama de un tal Borges, su hijo, la ensombreció y hasta le robó un nombre propio”.