Moskitia painkira

Por LINDA MARÍA ORDÓÑEZ | SÍLABA VIVA

En el imaginario hondureño, La Mosquitia es sinónimo de un lugar perdido, remoto y lleno de muchos riesgos. La escasa información, el abandono y la incompetencia de todos los gobiernos, la discriminación y la ignorancia de una gran parte de la sociedad son los responsables de la marginalidad a la que se ha visto condenada esta región de Honduras.

El país que me inventé

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

“Dudo mucho que en la guerra civil todos los guerrilleros hayan leído la obra de Marx o que los soldados hayan sido instruidos en la filosofía de Adam Smith. Pero ambos bandos coincidieron en algo: que el país podía cambiar —que debía cambiar— y asemejarse más a esa patria imaginaria que nos hemos inventado desde siempre”.

¿Y las que callan?

Por CORINA RUEDA BORRERO | SILAMPA COLORA’

“El silencio —inducido por la complicidad de la sociedad con los agresores— no debe confundirse con el silencio de «las que callan» porque, al fin y al cabo, ellas son nuestras compañeras y por más que como movimiento tengamos el ímpetu de destapar la estructura patriarcal lo más pronto posible, no todas se sienten preparadas para alzar la voz”.

El Quijote y la teatralidad

Por LEO DE SOULAS | LA HECATOMBE

Más allá de la antonimia del idealismo y el realismo, vemos en el Quijote de Galdámez una necesidad de experimentar y exprimirle el jugo de la expresividad a los recursos técnicos de uso común en el teatro.

Terraplanistas y antivacunas: un resultado obvio

Por LAHURA EMILIA VÁSQUEZ GAITÁN | MEMORIAS DE UNA DISIDENTE

Quienes se burlan de los terraplanistas, ¿sabrán por qué la tierra es redonda? ¿Podrían dar pruebas fehacientes? ¿Están en la capacidad de explicarlo claramente?

Felisberto, el pianista visual

Por LEONEL GONZÁLEZ DE LEÓN | PASEO NOCTURNO

Felisberto Hernández abandonó una carrera de pianista para lanzarse a la literatura, aun cuando sus textos van muy en contra de lo que esperaban —y que esperan aún ahora— las editoriales.

La banalización de la bondad

Por ALEJANDRO GARCÍA | CUADERNOS DE SAN JOSÉ
Conforme pasan los años, la estupidización de lo bueno o la irrelevancia de los sentimientos va en aumento y de lo cliché pasamos a lo absurdo.