Costa Rica y sus crisis

Por ALEJANDRO GARCÍA | CUADERNOS DE SAN JOSÉ

En Costa Rica, las multitudinarias marchas que se oponen al odio son un ejemplo de voluntad para luchar por un mejor futuro en un país cuya Oficina de Migración y Extranjería tiene por lema «Un país que abraza a sus migrantes es un mejor país».

Crear arte como si el ciudadano importara

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

Como artistas no tenemos excusa por nuestro descaro: seguimos exigiendo que se invierta en la cultura, pero lo que queremos en realidad es que se invierta en nuestros propios sueños y aspiraciones artísticas sin importar si asiste o no público a nuestras obras de teatro experimental, o si el público maneja los códigos para apreciar nuestra exhibición de esculturas de hormigón, o si nuestra revolucionaria pieza de danza clásica duerme a toda la fila B.

Paz en América… o no

Por CARLOS M-CASTRO | BIBLIOMANCIAS

No nos engañemos: aquí nadie está jugando en serio a acabar con el capitalismo, no es ese el trasfondo del asunto; son varias versiones del mismo sistema económico las que están en pugna.

Prohibido comer en el teatro

Por ANGÉLICA QUIÑONEZ | TINTA BLANCA

Los restaurantes-teatros son una fabricación clasemediera para una cita adulta, más sofisticada que el cine y la comida rápida. Persiguen al público mayor que puede desembolsar al menos Q500 en boletos y cena pero cuya madurez artística es igual a la de los niños.

Turistas de la realidad

Por JAVIER PAYERAS | INTERZONAS

Un turista de la realidad critica el vaso medio vacío pero se siente muy importan-te para llenarlo. Siempre vuelve una y otra vez con los mismos argumentos enve-jecidos sin darse cuenta de que no logra hacerse convencer. Cree que es indigno contradecirse o cambiar de opinión. Escribe mal, lee apenas y piensa menos. No discute ideas, solo puede comentar sucesos y juzgar personas.

Responso por una patria fracasada

Por LEO DE SOULAS | LA HECATOMBE

“Ahí van esas criaturas que hemos engendrado, alimentando un ardor patrio implantado por las elites para hacerlos sentir bien con sus conciencias, un fervor que se desparpaja ante la más mínima borrasca de un país que se derrumba”.

David Cosca detrás de la sotana

Por CORINA RUEDA BORRERO | SILAMPA COLORA’

“Yo no sé ustedes, pero a mí no se me olvida cómo la Iglesia ha encubierto durante años las dictaduras más crueles de la historia con tal de mantener sus privilegios”.