Caminando

Eso y nada más

Eynard_ Perfil Casi literal

«Y solo te pude decir

lo nuestro es tan vacío».

Ricardo Andrade 

«Coleccionaba mariposas tristes,
direcciones de calles que no existen».

Fito Páez y Joaquín Sabina, Más guapa que cualquiera

La impertérrita entrada al vacío de la mente en blanco es como una pequeña abertura al infierno, o algo que pueda asimilarse. Es la sincronización de la pereza, la indolencia, la desidia, el desgano, la indiferencia, la abulia, la inapetencia, la apatía y tantas otras palabras con otros sentires desgraciadamente parecidos que nos sumen en un estado similar al de la hueva infinita. Seguir leyendo

Estándar
Tinta blanca

Malditos millennials

Angélica Quiñonez_ perfil Casi literal-240x240En una década que ha plagado las carteleras de remakes y las calles con monstruos virtuales japoneses, persiste una extraña emoción en mis conversaciones de redes sociales: nostalgia. Solía pensar que tendría más de cuarenta años cuando comenzara a hablarse sobre los niños de los noventas como si se tratara de una época histórica, mejor que el presente, menos pretenciosa y superficial. Sin embargo, parece que las empresas de mercadeo y los pseudocientíficos del comercio ya han definido muy específicamente a mi generación con la —ya en este punto trillada— etiqueta de millennials y le han dado una personalidad.

He escuchado demasiadas definiciones de qué hace a un millennial, y van desde lo más científico hasta lo más cursi. Tampoco tengo muy claros los límites etarios de mi supuesta generación: dicen que abarca de 1985 a 1995, pero mis amigos ochenteros no comprenden mucha de la parafernalia millennial, y tampoco la entiende mi hermano cuatro años menor. Como únicos elementos comunes puedo señalar la infancia noventera y la experiencia del boom tecnológico hacia redes sociales y teléfonos inteligentes.

Seguir leyendo

Estándar
Residencia con lluvia

Doroteo Guamuch y Benvenuto Chavajay: dos nombres para la memoria

Carlos_ Perfil Casi literalEn este momento, justo cuando el debate social gira en torno a la historia y cuando hay que defender con la piel y el grito la memoria en contra de políticas negacionistas impulsadas desde el mismísimo Estado por el brazo del dinero, Benvenuto Chavajay tuvo el tino de ver en el arte una acción capaz de encararnos con nosotros mismos. Dar al estadio nacional su nombre verdadero, Doroteo Guamuch, pone de cara frente a nuestra amnesia, frente a un espejo que nos interpela, y nos pregunta por el terror de nuestra historia.

No soy quién para decir que el arte nos decolonializará. No sé si será el arte el puente a través del cual caminemos por fin hacia un país distinto. Tampoco sé si sea el arte será capaz de franquear todas las amenazas que tan cómoda encuentran la lógica social con que está construida la idea del país. Seguir leyendo

Estándar
Malabares & amalgamas

Los restos del poeta

Diana Vásquez Reyna_ Perfil Casi literal“Nadie puede desaparecer del todo, ¿verdad?”.
La piedra oscura. Alberto Cornejo

El Día Mundial de la Fotografía, el 19 de agosto, me topé con imágenes de Federico García Lorca, ese poeta granadino que reinterpretó lo rural español, que se acercó con su obra a públicos de todos los estratos gracias a su sencillez para poetizar lo complejo y dejarse invadir por la sorpresa y el entusiasmo, como los niños. Fue ejecutado por el franquismo, que lo acusó de “ser espía de los rusos, estar en contacto con estos por radio, haber sido secretario de Fernando de los Ríos —político, dirigente e ideólogo socialista— y ser homosexual”. Seguir leyendo

Estándar
La hecatombe

Tendencias teatrales en la ciudad de Guatemala

LeoTarea ardua es intentar etiquetar y clasificar las manifestaciones teatrales de la actualidad en un conglomerado específico, la ciudad de Guatemala en este caso, siendo el campo de la expresión tan amplio y heterogéneo, y partiendo de que la obra de arte es única e irrepetible. Cualquier intento es una aproximación más bien didáctica que real, supeditada al subjetivismo por parte de quien realice tal clasificación. Sin embargo, ciertas características generales permiten agruparlas de manera más o menos objetiva, tratando de evitar caer en excesos o juicios valorativos que maximice o minimice algún grupo establecido. En este aspecto, la perspectiva histórica puede ayudar a comprender cómo se crean ciertas condiciones coyunturales que favorecen la formación de ciertos géneros y ciertas tipologías. Seguir leyendo

Estándar
Entre hedonistas

Rubens, Degas y la belleza

Rubí_ Perfil Casi literalEmitir opinión acerca de lo viciado de las sociedades modernas al respecto del culto excesivo a la imagen, la belleza y la juventud, puede ser imprudente si desconocemos que esa postura ritualista tuvo su origen en un tiempo que no es el nuestro. Si bien cada día vemos tantos comerciales televisivos o publicitarios donde se nos intenta convencer de que lo bueno es lo bello (lo bello en términos de mercado) aunque no sea útil, esta situación no tiene nada de nuevo; solamente se ha potencializado desproporcionadamente en nuestro siglo a razón de que el conflicto central de momento es la moda.

Vivimos el tiempo de la inconformidad, pero como ya dije, esto no es ninguna novedad. Por ejemplo, la belleza de la mujer es uno de los temas universales de la plástica, pero desde que el Barroco se impuso como patrón estético en los países económicamente pujantes de Europa, ese culto a la imagen no fue tan agresivo; el pincel de muchos pintores barrocos fue el photoshop de ahora. Seguir leyendo

Estándar
Silampa Colora’

Machismo olímpico

Corina Rueda Borrero_ Perfil Casi literal“El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas”.

Angela Davis

Con la fiebre de las olimpiadas no sólo han surgido comentarios sobre las destacadas participaciones o la cantidad de medallas de oro que van adquiriendo cada uno de los países. Uno de los temas con mayor presencia en redes sociales ha sido el sexismo con el que se reportan y entrevistan a las atletas femeninas. Pareciera que estas mujeres, que llevan años preparándose para ser seleccionadas como representantes olímpicas en sus países, sólo lo han hecho para que nos fijemos en sus peinados, en sus faldas cortas y, claro está, en sus culos. Seguir leyendo

Estándar