Etiqueta: Cine estadounidense

El tristísimo legado de «El Bromas»

Por ANGÉLICA QUIÑONEZ | TINTA BLANCA

Quienes piden el Oscar para #Joker son personas que no acostumbran a ver cine de autor y ahora hablan de paleta de colores y dirección de arte con la misma pasión ignorante con que describían la entrada de Thor en Wakanda. Lo cierto es que esta película dista de la perfección y su mensaje no le ofrece nada nuevo a quien haya visto Taxi Driver, Fight Club o cualquier episodio de Happy Tree Friends.

Anuncios

Más allá de la sangre: Once upon a time… In Hollywood y lo tarantinesco

Por RICARDO COREA | DEL TERCERMUNDO

«Cuando llegas al final de la línea con un amigo que es más que un hermano y un poco menos que una esposa, emborracharse juntos es realmente la única forma de despedirse».

Green Book: lo que nadie valora de la ganadora del Oscar

Por MARIO RAMOS | NOTAS DE UN ÁGRAFO

Una historia bien contada no depende de una trama intensa sino más bien del buen desarrollo de sus personajes, la simpleza de la realidad y la sutileza de lo cotidiano.

Una langosta en la modernidad líquida

Por NOE VÁSQUEZ REYNA | MALABARES & AMALGAMAS

Nos han adoctrinado a permanecer de dos en dos como en el arca de Noé. Ser independiente y disfrutar de la soledad para evolucionar y crecer no se nos presenta como una opción, no digamos intentar algo diferente a la pareja. La langosta, de Yorgos Lanthimos, es una película que nos muestra las otras caras (violentas y sádicas) del romanticismo que no se ha podido borrar ni con teoría ni práctica.

Las películas infantiles y la muerte

Por MARIO RAMOS | NOTAS DE UN ÁGRAFO

La violencia que ven los niños menores de 13 años en las películas se ha triplicado en los últimos años.

El show debe continuar

Por RUBÍ VÉLIZ CATALÁN | DESDE LA RESISTENCIA

«El cine no reemplaza a la vida: la idea del cine es representativa, nunca recreativa de la realidad».

El beso de un monstruo

Por ANGÉLICA QUIÑONEZ | TINTA BLANCA

«La forma del agua es la clase de película que uno debe ver enamorado, específicamente porque es la única condición mental que nos permite creer en absolutos».