El futbol lo puede todo


Lissete E. Lanuza Sáenz_ Casi literalHe escrito sobre el futbol antes sobre más o menos la misma idea que vengo a promulgar hoy. Pero no me queda más remedio que volver a hacerlo, especialmente cuando la noticia de que la CONMEBOL se ha rehusado categóricamente a aplazar la Copa América —con pandemia o no— está en boca de todos. El poder del futbol lo puede todo. O casi todo.

2020 fue un año diferente por muchas razones, la mayoría de ellas obvias. No estamos aquí para ponernos poéticos sobre la pandemia, no en un artículo sobre futbol. Pero una cosa curiosa es que un año difícil se puso, quizás, exponencialmente más difícil para algunos cuando la pandemia nos pegó tan fuerte que hasta el futbol se rindió a ella. Las mayores ligas de Europa y América tuvieron que parar sus juegos. Las competiciones internacionales fueron aplazadas.

La pelota, esa que según dicen no se mancha, permaneció quieta. Y la gente que contaba con el futbol para distraerla, para hacerla sentir, perdió en el peor momento la única cosa que les daba ánimos.

No había otro remedio. Los futbolistas son también personas y había que cuidarlos. Un partido de futbol entre Atalanta y Valencia fue una de las razones que la pandemia pegó de la forma que pegó tanto en Italia como en España. Había que parar y se hizo. Pero luego, cuando la pandemia todavía no estaba ni cerca de ser controlada, cuando no teníamos las vacunas que tenemos ahora, el futbol regresó. Y regresó con ganas.

La gente lo recibió con una sonrisa. No hay peor cosa que el encierro aunado al aburrimiento. Al menos el futbol es algo que hacer, algo sobre lo que discutir, algo que celebrar. Tuvimos muy pocas victorias reales el año pasado, pero el futbol… El futbol siempre gana y siempre estaba ahí.

A mí me encanta el futbol. Crecí con él y lo disfruto enormemente. Pero eso de ponerlo por encima del sentido común o de la salud de la gente me parece una de esas cuestiones que veces hacen que el futbol parezca más un culto irracional que una mera cuestión de entretenimiento.

Y pues sí, lo seguiremos disfrutando todos. Miraremos la Copa América. Le gritaremos a la tele cuando nuestro equipo anote un gol. Pero ojalá nos preguntemos también si vale la pena. Ojalá se lo pregunten ellos. Yo no estoy segura de la respuesta.

Ver todas las publicaciones de Lissete E. Lanuza Sáenz en (Casi) literal

¿Cuánto te gustó este artículo?

Califícalo.

5 / 5. 1


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

desplazarse a la parte superior