Etiqueta: Florilegio de una memoria accidentada

El mundo en silencio

El mundo en silencio_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

No hay peor noticia para las personas de ciencias puras que no saber con exactitud lo que va a ocurrir.

Anuncios

Mujeres de El Salvador (III): Claudia Lars, llorar y escribir

Mujeres de el Salvador III_ Claudia Lars, llorar y escribir_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Su melancolía se volvió su arma más poderosa frente al papel. Sufrió, pero también vivió ferozmente. Borró su nombre y creó uno a su medida, uno que la hiciera digna de la posteridad: Claudia Lars.

Mujeres de El Salvador (II): María Isabel Rodríguez, madre de la salud pública

María Isabel Rodríguez_ Foto de Presidencia de El Salvador_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

En Venezuela, Haití y República Dominicana colaboró con reformar la malla curricular de las carreras relacionadas con la salud. María Isabel hizo eco en una región que parecía aborrecer el desarrollo científico y su mayor logro fue que las políticas públicas dieran más prioridad al docente y al estudiante que a las autoridades universitarias.

Un abrazo a la mediocridad

Un abrazo a la mediocridad

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

No ser «los mejores» en lo que hacemos no nos hace fracasados. Saber esto es vital para dar un respiro en medio de una atmósfera ultraperfeccionista creada sobre expectativas ingenuas que se destruyen ante la realidad.

Alfredo Espino: salvadoreño, bohemio, poeta y suicida

Alfredo Espino_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Si Antonio Machado se dedicó a describir los bellos e imponentes campos de Castilla, Alfredo Espino hizo lo propio con los trigales y montañas de El Salvador.

La gran revolución que nunca fue (II): Cómo jodimos un continente

La gran revolución que nunca fue (II), Cómo jodimos un continente Augusto Pinochet_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Quizá los libros de historia hablen sobre el carisma sobrehumano de Chávez, de lo mal que se veía Pinochet con corbata o de cómo un indígena llego a ser presidente de Bolivia. ¿Quién sabe? Pueda que en unas décadas acabemos por idealizar este tiempo que se vive.

Un país donde violar niñas es legal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Asegurar que los daños psicológicos de una niña de 10 años que fue tocada en sus genitales se pueden pagar con una multa de entre 10 y 30 días de sueldo mínimo es insultar a la inteligencia de una sociedad entera.

Boca-River: un duelo por la historia de Argentina

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

El duelo entre estos dos clubes es el evento deportivo más esperado de Argentina y uno de los más emocionantes del mundo, pero en cada «súperclásico» hay algo más que simplemente un juego. Hay un enfrentamiento entre dos realidades y entre dos formas de entender la historia de un país.
Boca-River es más que un partido de futbol: es «el» partido de futbol.

UCA: a treinta años de un martirio

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

En una madrugada de noviembre de 1989 cuando unas esmeraldas cantantes vieron a soldados ingresar al campus de la Universidad José Simeón Cañas (UCA) y con sus fusiles callaron la voz de seis curas y cerraron para siempre los ojos de una colaboradora de limpieza y de su hija de dieciséis años.

El Estado de #ElSalvador podrá matar a profesores, doctores, curas, poetas y filósofos, pero no ha podido matar a la libertad que, pese a todo, mantiene la esperanza.

Para qué celebrar la independencia (II)

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Ser centroamericano es una casualidad, pero si esa misma casualidad nos hubiera hecho argentinos o iraníes esta vida sería tan diferente que apenas lograríamos reconocernos.
Estamos y somos de acá por culpa del azar, pero en lo que respecta a la construcción de una identidad los centroamericanos le debemos más al azar que a nuestras propias decisiones.