Para vivir en esta época es necesario dejar de pensar

Por JAVIER PAYERAS | INTERZONAS

“Y detrás de los cristales, todo ese ruido. Nadie lo sabe, pero es aburrido. Ir y venir y volver y largarse. Una alegría fríamente planificada. Un centro comercial es una cámara de gas que esparce un deseo permanente”.