Etiqueta: Simone de Beauvoir

Amelia Earhart y un vuelo que aún no termina

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

«Y cuando fallen, su fracaso no debe ser sino un reto para otras».

Casi, lo logras, Amelia. Casi.

Pizarnik: extraer locura y parir poesía

Por NOE VÁSQUEZ REYNA | MALABARES & AMALGAMAS

¿Qué nos pueden advertir quienes se enamoran de la muerte? Quizá solo estén siete o nueve pasos delante de nuestra ignorada finitud.

Si es gratis, no es de putas

Por ANGÉLICA QUIÑONEZ | TINTA BLANCA

«En Centroamérica vivimos una cultura de vergüenza y culpa. Cuando tenía 12 años mi papá me vio vestida con una minifalda negra y me advirtió con absoluta seriedad que ya nadie me veía «como una nena». En el momento no entendí qué significaba eso, pero dejé de usar la falda porque me hacía sentir culpable y sucia».

«Machos»: ¿genes o cultura?

Por LAHURA EMILIA VÁSQUEZ GAITÁN | MEMORIAS DE UNA DISIDENTE

«Después de muchos años, libros y experiencias, entendí que si bien hay diferencias entre mujeres y hombres, muy poco tenían que ver con lo que yo creía. Lo que vemos y aceptamos como verdades absolutas rara vez son el resultado de procesos de reflexiones propias, como debería ser».

El recuento de los daños

Por RUBÍ VÉLIZ CATALÁN | DESDE LA RESISTENCIA

«Simone de Beauvoir, la mujer que dijo que no se nace mujer sino que se llega a serlo y que expuso cómo las mujeres quedaban entre paréntesis en los grandes problemas del mundo, es la misma que miraba durante horas al vacío, recreando en el rostro sombrío de Sartre a su semidiós».

La suerte de la fea

Repetidas veces he expresado cuánto me molesta el acoso callejero. No pasa un solo día en que yo camine en la calle sin que algún hombre, vestido de traje o con jeans manchados de cemento, haga un comentario soez acerca de mi cuerpo o me exprese con palabras melosas e hipócritas que desea acostarse conmigo.

Seguir leyendo

La neutralidad en la literatura: ¿es posible?

Siempre he querido escribir desde una neutralidad inexistente. La sola idea de escribir es un desafío. Agregarle un ingrediente neutral, aún más. Mis prejuicios desde un género y sexo específicos dentro de un entorno patriarcal me niegan tal posibilidad. Ni siquiera como lectora he logrado la neutralidad.

Tejiendo la piel

“Everything I do is judged and they mostly get it wrong but oh well. ‘Cuz the bathroom mirror has not budged and the woman who lives there can tell the truth from the stuff that they say and she looks me in the eye and says Would you prefer the easy way? No, well O.K.

Seguir leyendo