En busca de un método completo de lectura interpretativa (III): Stanislavski y el trabajo de mesa


Leo De SoulasPara finalizar —y así complementar la primera y segunda parte de esta serie— un aspecto interesante acerca del método de la lectura interpretativa: como herramienta en el trabajo del actor, este método surge en la primera etapa del teatro stanislavskiano, cuando Konstantin Stanislavski estableció el trabajo de mesa que ya mencioné antes y que consistía en el análisis de los textos para llegar a su comprensión y, como consecuencia, a su «correcta» interpretación.

A pesar de que Stanislavski fue uno de los pioneros de la representación teatral contemporánea, con la irrupción del realismo ruso en el teatro su propuesta pronto fue superada por él mismo en la creación de su segundo método: las acciones físicas; y enriquecida por los aportes de sus propios discípulos, como Mayerhold y otros tantos teóricos de la técnica de actuación durante el siglo XX (Brecht, Grotowsky, Artaud y Brook, por mencionar algunos). No obstante, la importancia de Stanislavski en el teatro estriba en que se convierte en un parteaguas en una época decimonónica en la que el espectador se había agobiado de un teatro en verso que, aunque tiene su propia técnica, se había encartonado por su práctica constante desde el Renacimiento y había perdido su sentido de verosimilitud.

El aporte del teatro del realismo ruso, y específicamente de Stanislavski, consiste precisamente en devolverle al teatro ese carácter espontáneo y natural que lo acerca más a la acción cotidiana —naturalismo— y, por ende, a la realidad del público. De ahí que la propuesta de Stanislavski resultara ser muy prometedora y sea aceptada popularmente por actores de todo el mundo. Por supuesto que esta es tan solo una de las escuelas, pero hasta el día de hoy es el ABC de cualquier escuela de actuación.

Hay que aclarar que no es la única, así que debe evitarse caer en el error de afirmar que en teatro la escuela de Stanislavski es un universo completo, así como en psicología se piensa que su equivalente es Freud. Tampoco debe caerse en el error de que la lectura interpretativa es un recurso utilizado solo para el trabajo de mesa de la escuela stanislavskiana.

Como ya se ha insinuado, la lectura interpretativa parece haber tomado alas propias y hoy puede ofrecer un amplio segmento laboral, principalmente relacionado en el campo de la educación: creación de materiales auditivos para promover el aprendizaje de contenidos o para el reforzamiento de la comprensión lectora, principalmente, en una época donde el descubrimiento de las inteligencias múltiples nos advierten que la educación ya no solamente se produce por la lectura y la escritura, sino por otros medios que alimentan y estimulan otras inteligencias alternativas (espacial, kinésica, musical, etcétera).

Ver todas las publicaciones de Leo De Soulas en (Casi) literal

¿Cuánto te gustó este artículo?

Califícalo.

5 / 5. 2


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

desplazarse a la parte superior