H.P. Lovecraft en breve

2 comentarios

Douglas_ Perfil Casi literal

Ia, Ia, Cthulhu Fatgn… Así resuenan los opacos rezos que se elevan hacia el cielo nocturno en busca del gran Chtulhu, mientras tanto el sacerdote que lidera aquella agrupación de pseudo humanoides levanta sus manos, con forma de tentáculos, sosteniendo en ellas aquel viejo grimorio de saberes arcanos, el Necronomicón;  así describía el “profeta de Providence” las escenas que poblaron durante gran parte de su vida sus noches, convirtiendo sus sueños en pesadillas.

¿Quién es este “profeta”? Es un escritor que se llamó Howard Phillips Lovecraft, quien se dedicó a las narraciones de horror y ciencia ficción de mediana extensión (solamente cuenta con una novela extensa llamada En las montañas de la locura), en las cuales el bien nunca gana y donde además la temática satanista y fantasmagórica es dejada de lado para darle lugar a dioses que trascienden las fronteras de tiempo, espacio y religión. Debo mencionar también que el existencialismo se esboza con un tono distinto (las obras lovecraftianas se ganaron una nueva clasificación: “Existencialismo Cósmico”) pues para él “el pensamiento humano (…) es quizá el espectáculo más divertido y más desalentador del globo terráqueo”.

¿Cómo llegó Lovecraft a mi vida? La edad que yo tenía, no la recuerdo, pero sí recuerdo ser un niño que disfrutaba viendo dibujos animados en la televisión. Por esa época de mi vida, existía una serie llamada “Los Cazafantasmas”, basada en la película del mismo nombre; en esa serie existe un capítulo dedicado a Lovecraft y a su más trabajada creación: “Cthulhu”, el dios que habita encerrado bajo la ciudad de R’lyeh en el océano Pacífico. Ese momento es el que despertó en mí esa curiosidad que con el paso de los años se volvió una especie de fanatismo enfermizo. Y es que Lovecraft es tan omnipresente como el caos y el terror que habita en sus narraciones, pues hay mucha influencia suya en trabajos cinematográficos y literarios de la actualidad; puedo mencionar por ejemplo: Bat-Man con el nombre del manicomio donde encierra a los supervillanos, Arkham; nombre de una de las ciudades que Lovecraft menciona frecuentemente en sus relatos. Hellboy tiene una versión de los “profundos” lovecraftianos, que son seres de características antropoides que poseen tentáculos en la cabeza; en la tira cómica y en la película este ser es conocido como “Samael”. Alien, la famosa saga de películas, tiene rastros de influencia lovecraftiana, sobre todo la más reciente llamada “Prometeo”, la cual nos muestra escenas al inicio que nos pueden recordar a algunos pasajes de En las montañas de la locura.

Podría extenderme más en el comentario de como «el profeta de Providence» ha influido en la cultura del horror y la ciencia ficción en la actualidad, pero prefiero que el propio lector se sumerja en la lectura de este apasionante y extravagante autor; solo de esa forma podrá experimentar en carne propia los horrores de “La Música de Erich Zann”, o de los mórbidos experimentos del doctor Herbert West, o de las advertencias del doctor Stanislaus Hinterstoisser a Colin Wilson, solo así.

¿Quién es Douglas Rodas?


Plural: 2 comentarios en “H.P. Lovecraft en breve”

Deja un comentario