La erosión del arte y la cultura. La deformación de la literatura (Cauterización de la conciencia humana) (II)

3 comentarios

Guillermo_ Perfil Casi literal

El fenómeno de la irrupción de las masas en el mundo de la cultura ha dejado su huella en el mundo de las letras.

Al parecer la  esencia de una humanidad al borde de la extinción está al cuidado y preservación de las “minorías selectas”, la élite guardiana de los bienes largamente atesorados que se abalanzan en una lucha abierta contra el avance corruptor de las masas, para defender sin tregua ni demora los preciados bienes que tiene bajo su custodia. Bienes que son el reflejo de la conciencia humana y cuya desvalorización representan el fiel y vivo retrato de una sociedad derruida por el creciente capitalismo tecnológico y el consumismo.

Así como el hombre padece una muerte lenta, la literatura hoy en día desciende a niveles ominosos, se ha reducido a un bombardeo de materiales inferiores, un flujo de drogas que lo único que hacen es cauterizar la conciencia-cuya consecuencia es pervertir a los lectores- haciéndola ajena al verdadero sentido e idea pura del deleite estético que reforma y da vida al espíritu humano.

La actividad literaria, para muchos, se ha convertido en una industria, en una rama muy notable de la actividad mercantil que busca suplir las demandas de un público con tendencias de monstruosidad colectiva. Y este es un fenómeno que ha ido acrecentándose a proporciones cada vez mayores. Al fin y al cabo el hombre es hijo de su tiempo y el nuestro, el tiempo que nos ha tocado vivir, es uno influenciado, más allá de los límites, por el auge de la ciencia y la  tecnología  donde el hombre ha encontrado un recoveco para darle rienda suelta a sus inclinaciones de tirano y dominar el medio que le rodea con la potencia de las máquinas (sin dejar de mencionar que las máquinas están por dominarlo completamente).

En la actualidad, el hombre asiste al surgimiento de constantes implementaciones técnicas ligadas a todos los ámbitos de la cotidianidad. El avance de la tecnología es imparable y este es un fenómeno que ha configurado notablemente el ser espiritual de la humanidad. Como ya lo he mencionado antes, la mayor prueba de nuestra decadencia es la deformación que ha sufrido el lenguaje a causa de los constantes cambios tecnológicos. Hoy en día, estamos saliendo de una era de expresión culta, para entrar a una era donde el lenguaje y, por ende la literatura, está desprovista en su mayor parte de los elementos que le dan vida y sentido a la palabra.

Técnicas ligadas a todos los ámbitos de la cotidianidad. El avance de la tecnología es imparable y este es un fenómeno que ha configurado notablemente el ser espiritual de la humanidad.  Como ya lo he mencionado antes, la mayor prueba de nuestra decadencia es la deformación que ha sufrido el lenguaje a causa de los constantes cambios tecnológicos. Hoy en día, estamos saliendo de una era de expresión culta, para entrar a una era donde el lenguaje y, por ende la literatura, está desprovista en su mayor parte de los elementos que le dan vida y sentido a la palabra.

¿Quién es Guillermo Lera?


Plural: 3 comentarios en “La erosión del arte y la cultura. La deformación de la literatura (Cauterización de la conciencia humana) (II)”

  1. Me parece que al final del texto hay un par de ideas que se repiten exactamente igual. Pero independiente de eso, comparto, en gran medida los puntos de vista de este artículo. Las grandes industrias editoriales han banalizado los contenidos literarios y cada vez los convierten en más «light». Pareciera que la literatura es como la comida chatarra, de consumo rápido. Ahora bien, creo que la tecnología sí ha sido un causante de la deformación del idioma escrito, pero tampoco creo que sea responsabilidad de ella, y que conste que no soy tan amante de la tecnología, sino el resultado de una educación igual de banalizada y superficial que ha llevado a la ignorancia. Claro, ahora es fácil justificar que en estos tiempos modernos, donde es preciso comunicarse con rapidez, se necesita un lenguaje así, pero creo que esto tiene más para seguir explorando. Por otra parte, tampoco creo que esta transformación del lenguaje sea la que esté haciendo que el cambio de expresión pase de un estadio culto a otro, por oposición, vulgar. Primero que nada, sí creo que puede ser cuestionable el uso del término culto. Sin embargo, entiendo la idea que se quiere transmitir. Es solo una cuestión de cuidado en el uso del término culto, que termina siendo muy delicado. Pero, aparte de eso, pienso que las formas de expresión erudita versus la forma de expresión vulgar siempre ha existido, eso es inevitable. No obstante, pienso que una de las razones por las que ha crecido esto de la literatura superficial y light es, precisamente, por causa de una estrategia más política: precisamente, a los grandes consorcios editoriales, en general, no les interesa crear una masa crítica, pensante, pues por lo común, estas empresas responden a intereses de clases dominantes. Es como lo que ocurre en Guatemala, pero menos a nivel provincial, sino global. Qué se puede hacer, consecuencias de la globalización..

Deja un comentario