Moraleja del coronavirus, lávense las manos y punto_ Casi literal

Moraleja del coronavirus: lávense las manos y punto


Por LISSETE E. LANUZA SÁENZ | LEER (LA VIDA)

Me da asco pensar en todos los apretones de mano que tengo que dar al día, en toda la gente que me saluda. ¿Será la gente que llega a mi oficina de esa que no se lava las manos?

Anuncios

No hay comentarios

Hablar del coronavirus o preocuparse por él es la nueva moda. Por donde sea que uno vaya no se habla de otra cosa. Memes, consejos y hasta chistes sangrones están a la orden del día. En las farmacias y supermercados no queda ni una sola botella de gel desinfectante y ya hasta se están acabando las mascarillas, incluso las delgaditas que no sirven para nada.

Y sin embargo hoy vi que alguien salió de un baño publico sin lavarse las manos. Esta persona ni siquiera lo pensó. No hubo pausa, ni duda. No hacía falta jabón ni estaba ocupado el lavamanos, ni la persona estaba ocupada. Simplemente no le pasó por la cabeza que era necesario lavarse las manos.

No soy yo quien deba dar consejos médicos —soy abogada y escritora, y de medicina sé lo básico, lo que nos dijeron en la escuela—, pero solo con eso y lo que dicen las noticias debería bastar para que Panamá y el resto del mundo entienda lo fácil que es prevenir el coronavirus: lávense las manos.

Me cuesta entender por qué esto pueda ser un asunto tan complicado. Cuando era niña mi mamá no me dejaba salir del baño sin lavarme las manos. No era solo una sugerencia ni mucho menos algo que premiar. Era un requisito. Tampoco era una sugerencia en la escuela, donde las maestras te tocaban las manos a ver si estaban mojadas cuando salías del baño. Si no, tenías que entrar y lavarte las manos de nuevo.

Quizá solo sea el miedo al coronavirus lo que me ha hecho prestar tanta atención a las personas que no siguen las normas básicas de higiene, pero ahora que he comenzado a prestar atención ya no puedo dejar de hacerlo. Me da asco pensar en todos los apretones de mano que tengo que dar al día, en toda la gente que me saluda. ¿Será la gente que llega a mi oficina de esa que no se lava las manos?

Haya virus o no, es hora de que todos volvamos a la escuelita y recordemos los consejos básicos de higiene. Si es necesario, canten de nuevo una cancioncita, pero lávense las manos con agua y jabón y dejen de poner al resto de nosotros en peligro; no solo del coronavirus, sino de cualquier otro tipo de enfermedad.

¿Quién es Lissete E. Lanuza Sáenz?

¿Cuánto te gustó este artículo?

Califícalo.

5 / 5. 2

Anuncios

Deja un comentario