El país que me inventé

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

“Dudo mucho que en la guerra civil todos los guerrilleros hayan leído la obra de Marx o que los soldados hayan sido instruidos en la filosofía de Adam Smith. Pero ambos bandos coincidieron en algo: que el país podía cambiar —que debía cambiar— y asemejarse más a esa patria imaginaria que nos hemos inventado desde siempre”.

País de Daltones

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Entre una suerte de poemas y ensayos, Dalton buscó retratar a un país entero, pero no pudo, por eso buscó retratarse a sí mismo y ahí encontró la imagen del país que se le mostraba difusa en el pasado.

Cita a las 8 en La luna

Por FRANCISCO ALEJANDRO MÉNDEZ | EL PULPO ZURDO

“Me puse a leer poemas de Roque Dalton, mi poeta de cabecera, y me maté de la risa por sus ocurrencias y por la bronca que se tenía con Asturias: «cada país tiene el premio Nobel que se merece», escribió el muy cerote”.

Centroamérica y el mito de la caverna

Por NORA MÉNDEZ | LA ENTREGA

“Centroamérica no existe como región política. Los medios nos hacen mirar hacia el marero tatuado para olvidar al político y el narcoestado, igualmente o más peligrosos”.

La vencedora muerte de Nicanor Parra

Por NORA MÉNDEZ | LA ENGREGA

“Ha muerto de viejo el poeta más joven de la literatura. Entre sus lectores más potentes y seguidores de su corriente se encuentra Roque Dalton, quien contó con menos suerte por la falta de humor y cultura de los comunistas salvadoreños”.