Etiqueta: Virginia Woolf

Sintomatología de una bibliofilia

Sintomatología de una bibliofilia_ Casi literal

Por ALFONSO GUIDO | LA TUBERCULOSIS DE KAFKA

Padezco de bibliofilia, enfermedad de la cual poco a poco me he ido curando. Mi bibliofilia, como la de muchos acumuladores de libros, tiene distintos niveles. Aquí pretendo explicar los míos.

Lecturas y relecturas pendientes

Lecturas y relecturas pendientes_ Casi literal

Por NOE VÁSQUEZ REYNA | MALABARES & AMALGAMAS

Nombres a los que he llegado tarde como la mexicana Elena Poniatowska, la costarricense Yolanda Oreamuno o la guatemalteca Alaíde Foppa no entraron en mi pensum de literatura en la universidad y sé que en Guatemala muy poca gente las reconoce. Espero que el actual no las excluya nunca y que los grupos y clubes de lectura no las pasen por alto.

El adiós de los queridos suicidas

Por DLIA MCDONALD WOOLERY | LENGUA DE SALAMANDRA

«Los escritores suicidas» (un libro a mitad de camino entre el ensayo y la biografía) resulta al final un grato «paseo por la literatura», según el autor José Antonio Pérez Rojo, psiquiatra y psicoterapeuta, quien narra la historia de creadores que no pudieron evitar quemarse con el fuego de Prometeo.

Guía del macho alfa para convertirse en aliado feminista

Por ANGÉLICA QUIÑONEZ | TINTA BLANCA

«Seguramente estás cansado de quedar mal con las mujeres. Como tú, creo que no queremos ni machismo ni feminismo, sino igualismo».

El paradigma de Harry Potter

Por ALEJANDRO GARCÍA | CUADERNOS DE SAN JOSÉ

«Este es precisamente uno de los grandes logros de J. K. Rowling junto a la popularización del género fantástico: mostrarle a toda una generación de nuevos —y viejos— que la lectura puede ser divertida y, por supuesto, estar bien escrita».

Sergio Pitol, traductor despojado

Por LEONEL GONZÁLEZ DE LEÓN | PASEO NOCTURNO

«¿Puede existir un drama mayor para un escritor que verse despojado de su materia prima? Es como imaginar a un carpintero sin madera o a un panadero sin harina. Debió ser terrible la impotencia de Pitol al verse expulsado del reducto donde se movió toda la vida».

Borges: las traducciones que nunca hizo

Por ALFONSO GUIDO

«De nada le sirvió a Leonor Acevedo ser una excepcional traductora si la fama de un tal Borges, su hijo, la ensombreció y hasta le robó un nombre propio».

Del Facebook a la crítica literaria

«Y esto lo escribiré para mi propio placer, Pero esa frase me inhibe: porque si uno escribe sólo para su propio placer, no sé qué sucede. Supongo que la convención de la escritura queda destruida». Virginia Woolf ¿De qué nos sirven los intelectuales que solo aman los libros? ¿Para qué sirve esa gente brillante? ¿Para

Seguir leyendo

Libros de cabecera

La semana pasada se celebró el Día Internacional del Libro: vimos descuentos tentadores, horarios extendidos en las librerías, el segundo libro a mitad de precio y cualquier clase de oferta que hasta el más austero de los lectores no pudo dejar pasar. Yo no fui la excepción. Crucé la ciudad para llegar a ese territorio

Seguir leyendo

En deuda con Virginia Woolf

“Cierra con llave tus bibliotecas, si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Virginia Woolf Después de haber leído Una habitación propia llegué a la conclusión que todas las mujeres del mundo sin excepción (y quizá los hombres también) estamos en deuda con Virginia Woolf.