Etiqueta: Crónica

«Niño Sano del Año»

Niño Sano del Año_ Casi literal

Por FRANCISCO ALEJANDRO MÉNDEZ | EL PULPO ZURDO

Recaer ha sido una constante a lo largo de mi vida y lo he hecho de muchas formas, porque cuando mi salud no está bien, también dejo de escribir y eso es lo más lamentable.

Anuncios

Escuché que pintas casas (o la veracidad de la no ficción)

Escuché que pintas casas (o la veracidad de la no ficción)

Por FERNANDO VÉRKELL | DE JARDINES Y LABERINTOS

Un lector nunca agradecerá sentirse engañado porque la ficción y la mentira no son sinónimos. Dentro del universo literario es posible aceptar escenarios ficticios, pero no fraudes deliberados.

Amor y violencia en los tiempos del virus coronado

Amor y violencia en los tiempos del virus coronado_ Casi literal

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

Lupita, cabello en llamas, está esperando que el piso se seque para entrar en la cocina, servirles la comida a los pelaos, enviar el e-mail que le prometió a la jefa y luego, por fin, hacer la tarea de la maestría de negocios.

Disciplinada y creativa

Disciplinada y creativa_ Casi literal

Por DIANA CAMPOS ORTIZ | ARQUITECTURA FANTÁSTICA

No sé cómo nombrar esto, mi columna quincenal en (Casi) literal. Quería escribir sobre las mujeres escritoras. No me sale. Luego habrá tiempo para eso. Quería explicar el nombre de la columna. Tampoco me sale. Quería hablar de Centroamérica. No me sale. Así empezará, pues, mi nueva columna: como un listado de intenciones. Entonces llega el coronavirus a Costa Rica.

Hasta el Universo y más allá. ¡Ciao, Ernesto Cardenal!

Por KARLY GAITÁN MORALES | LA VENTANA DISCRETA
Fotos de JORGE VANEGAS

Este fin de semana se esparcieron las cenizas de Ernesto Cardenal en el archipiélago de Solentiname, en el Gran lago de Nicaragua, sitio donde fundó en la década de 1960 la comunidad religiosa de contemplación.

«Me parezco al que lleva el ladrillo consigo/ para mostrar al mundo cómo era su casa» (V)

Por FRANCISCO ALEJANDRO MÉNDEZ | EL PULPO ZURDO

Por absurdo que parezca, en París llevaba dentro de una bolsa del pantalón las llaves de mi casa en Guatemala, trabadas en un llavero con la foto de uno de mis perros. Cuando colgaba del metro, la ruta 7, con dirección a Mairie d’Ivry, a las nueve de la mañana recordé el verso de Bertolt Brecht, citado por Mario Benedetti, que dice: «Me parezco al que lleva el ladrillo consigo/ para mostrar al mundo cómo era su casa».

El Sena, Marlowe y ginebra (IV)

Por FRANCISCO ALEJANDRO MÉNDEZ | EL PULPO ZURDO

Antes de su muerte, Miguel Ángel Asturias decidió donar más de diez mil documentos a la Biblioteca Nacional de Francia. El material incluía, además de textos originales, obras inéditas, fotografías, caricaturas, diplomas y medallas, entre otros. Unos años después destacados críticos internacionales crearon un fondo para que el mundo asturiano llegara a miles de lectores. Con ello nació la Colección Archivos, de la Unesco.

«¡Feliz viaje!»

Por ELIZABETH JIMÉNEZ NÚÑEZ | LA PALABRA CARMESÍ

Nunca he tenido la suerte de volverme a encontrar con un mismo conductor de Uber, pero hasta ahora cada uno me ha contado historias extraordinarias (absolutamente todas). Sin buscarlo yo y sin proponérselo ellos terminan revelándome algo, una suerte de acertijo que se manifiesta justo unos minutos antes de finalizar el viaje.

Asturias, Chandler, Morricone (III)

Por FRANCISCO ALEJANDRO MÉNDEZ | EL PULPO ZURDO

«Saqué algunos de los libros que llevé conmigo: la Narrativa completa de Raymond Chandler y otro tomo de todo Marlowe; además, Mulata de Tal y Hombres de maíz. Es extraña la combinación, pero soy un apasionado del género negro y no puedo dejar de leer a los clásicos».