Etiqueta: Darío Jovel

El hombre que detuvo un tanque

El hombre que detuvo un tanque_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Hacer algo sabiendo que no saldrá bien y que será inútil, pero hacerlo de todas formas por el simple hecho de que es lo correcto, debería ser de las sensaciones más satisfactorias que pueda experimentar un humano.

Anuncios

La muerte de Roque Dalton (II): el «agente infiltrado de la CIA»

La muerte de Roque Dalton (II): el «agente infiltrado de la CIA»

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Nunca quedaron del todo claro los verdaderos motivos para matar a Dalton. No se sabe qué diferencia hacía para el movimiento concretar su muerte; sin embargo, los resultados no fueron los esperados. ¿Fue #RoqueDalton un agente infiltrado de la #CIA?

La muerte de Roque Dalton (I): ¿Quién apretó el gatillo?

La muerte de Roque Dalton

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Jorge Meléndez no se reconoce como asesino de #RoqueDalton, pero se siente orgulloso de haber formado parte del «proceso» que concluyó en su muerte; mientras que Joaquín Villalobos ha ganado decenas de miles de dólares como «asesor de paz».

Hambre: la otra pandemia

Hambre, la otra pandemia_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Para cuando la cuarentena por el #COVID19 acabe y los gobiernos presuman sus cifras en las cumbres globales —porque los muertos también mutan de tragedias a estadísticas— otros 2 millones 800 mil niños habrán muerto de una enfermedad que sí tiene cura.

El mundo en silencio

El mundo en silencio_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

No hay peor noticia para las personas de ciencias puras que no saber con exactitud lo que va a ocurrir.

Mujeres de El Salvador (III): Claudia Lars, llorar y escribir

Mujeres de el Salvador III_ Claudia Lars, llorar y escribir_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Su melancolía se volvió su arma más poderosa frente al papel. Sufrió, pero también vivió ferozmente. Borró su nombre y creó uno a su medida, uno que la hiciera digna de la posteridad: Claudia Lars.

Mujeres de El Salvador (II): María Isabel Rodríguez, madre de la salud pública

María Isabel Rodríguez_ Foto de Presidencia de El Salvador_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

En Venezuela, Haití y República Dominicana colaboró con reformar la malla curricular de las carreras relacionadas con la salud. María Isabel hizo eco en una región que parecía aborrecer el desarrollo científico y su mayor logro fue que las políticas públicas dieran más prioridad al docente y al estudiante que a las autoridades universitarias.

Mujeres de El Salvador (I): Mélida Anaya Montes, la maestra guerrillera

Mujeres de El Salvador (I): Mélida Anaya Montes, la maestra guerrillera

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

La madrugada del 6 de abril de 1983, unos hombres entraron sigilosamente a su casa en Managua, rodearon su cama mientras dormía y con un picahielo la apuñalaron 83 veces (Julio César, emperador romano, solo recibió 23).

Hoy la comandanta Ana María es una mártir de izquierda y slogan de campaña. La han idealizado tanto que es muy probable que su leyenda haya sido construida a base de mentiras.

Un abrazo a la mediocridad

Un abrazo a la mediocridad

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

No ser «los mejores» en lo que hacemos no nos hace fracasados. Saber esto es vital para dar un respiro en medio de una atmósfera ultraperfeccionista creada sobre expectativas ingenuas que se destruyen ante la realidad.

Alfredo Espino: salvadoreño, bohemio, poeta y suicida

Alfredo Espino_ Casi literal

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Si Antonio Machado se dedicó a describir los bellos e imponentes campos de Castilla, Alfredo Espino hizo lo propio con los trigales y montañas de El Salvador.