Viaje y otras cosas

No hay comentarios

Eynard_ Perfil Casi literal

Un viaje que se convierte en varios viajes que son iguales pero tan distintos. Lo primero es como eso del río el primer río de Borges y lo segundo, obvio, el río de Heráclito que dormía y se bañaba en la mierda decía Oliveira, algo así. El viaje decía, es tan monótono, tan de lomismo (César) que parece prácticamente inadvertido cuando pasa frente a nuestros ojos porque solo es un pasaje, un intervalo, la pausa entre el comienzo y el final como nuestro destino. Esto se parece y puede asimilarse con eso de que solo vemos que un león es hermoso por su concepto, no por lo que es en la sabana con las moscas alrededor de su cara como decía Gibrán: sabemos que un viaje será hermoso porque en cierto modo nos trasladará, que es una aventura, que podemos conocer tantas cosas en el camino, que un juego inesperado con alguien que nos agrade de pronto como le gustaba a Cortázar en sus cuentos, pero bueno, eso es el concepto, lo que podría pedir y esperar del viaje y nunca acordarnos que las moscas que están alrededor de su cara y más aún en un país de esta calaña. De algún modo podemos apreciar, valorar y disfrutar de esas moscas a nuestro alrededor ¿? Monterroso nos recordó que siempre estuvieron y estarán acompañándonos durante nuestra vida pero de cualquier modo las despreciamos y odiamos. Primo Levi dice que serán quienes nos den el último beso de despedida cuando hayamos partido de esta vida.

Me estoy desviando ¿? Vaya usted a saber ¿?

Continúo: un viaje es un viaje eterno lleno de moscas que estarán alrededor que podemos llagar a considerar como parte de nuestra vida, de nuestro alrededor, de la vida completa que nos envuelve, del universo en fin, qué más da. Las moscas están ahí y, aunque no lo crea ni yo, parece que es cierto eso que dicen que depende con la lupa o los ojos con los que se ve el asunto o si el vaso está medio lleno o medio vacío. Parece que son palabras de algún motivador que nos quiere lavar el coco, pero es sabiduría popular llena de practicidad y estoy seguro que más de algo ha de tener de verdadero. Pero eso sí, cuidado con los motivadores lavadores de cocos. Siempre he creído que la esencia de la factibilidad de las cosas radica en las circunstancias que son vitales para el desarrollo preciso y adecuado, etc. Bueno, ustedes saben, todo esto es sobre el viaje…

¿Quién es Eynard Menéndez?


Deja un comentario