Etiqueta: Política

Marcha pro-reforma constitucional anti-besos en Panamá

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

Te invito a una marcha pacífica descomunal para brindar tu apoyo absoluto a la propuesta de grupos pro-familia y pro-vida de incluir un artículo en la Constitución que establezca que el Estado reconoce el uso de la boca solamente para comer sancocho santeño y beber chicha de nance ocueña. Trae tu paraguas por si llueven bombas lacrimógenas.

El eterno ciclo de un pueblo adormecido

Por LEO DE SOULAS | LA HECATOMBE

Países como México, Perú, Colombia, Chile, Guatemala, Honduras y Panamá han sido desde siempre paladines y guardianes del pensamiento neoliberal y su influencia ―guiada siempre por Estados Unidos― contribuyó a entorpecer los procesos que se venían desarrollando en países como Ecuador y Brasil e instauró regímenes de retroceso, como los de Jair Bolsonaro en Brasil, Mauricio Macri en Argentina y Lenin Moreno en Ecuador.

«Uno es migrante incluso en su propio territorio»

Por GABRIELA GRAJEDA ARÉVALO | DIVERGENCIAS

El psicólogo argentino Nicolás Fernández Garbin relató su experiencia trabajando con jóvenes refugiados de Pakistán y Kosovo en una sociedad que tiene la apertura para alojarlos.

Prohibidos los gays, los negros y los perros en la Asamblea de Panamá

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

Un diputado de acento cancerbero ha aportado un granito de evidencia que deja al descubierto el nivel de discriminación que enfrentamos a diario quienes no somos heterosexuales:

Bolota: —«Lo’ gay no pueden entra’ aquí. Ello’ son gay y ello’ no pueden entra’».
Periodista: —«Ellos son panameños».
Bolota: —«¡No! Ello’ son gay».

Chile: ficción del oasis

Por ELIZABETH JIMÉNEZ NÚÑEZ | LA PALABRA CARMESÍ

En Chile la única que verdaderamente ha estado en un oasis de ficción es la esposa de Sebastián Piñera y sus amigas cercanas. El resto de «alienígenas» son tan raros como aquellos que al tomar la justicia por sus manos le cortaron la cabeza a María Antonieta.

El extraño caso de Oliverio Castañeda (el tío) (II)

Por ALFONSO GUIDO | LA TUBERCULOSIS DE KAFKA

Su fama de envenenador de perros pronto pasó a ser la de envenenador de jovencitas «bien» de la sociedad leonesa que se derretían por sus encantos. Pero ¿qué razón tendría Oliverio Castañeda Palacios para envenenar con estricnina a por lo menos cuatro personas, incluyendo a la esposa guatemalteca con quien llegó a #Nicaragua en 1931 y a dos jóvenes hermanas leonesas de alcurnia?

El odio a las mujeres, los homosexuales y los trans consagrado en la constitución panameña

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

La constitución violadora de derechos humanos y fallos internacionales negará que mi familia es familia y sembrará la semilla para negar que las mujeres controlen su salud reproductiva y sus vidas. Y yo no haré nada. En la política sucia, cada acción implica un ganador y un perdedor. Los LGBTIQ estamos en el grupo de los que perdemos, de seguro.

Armonía generacional en El siglo de la Poesía en Nicaragua

Por LUIS BÁEZ | NINGÚN SOL

Desde 1927 hasta 1990 la literatura nicaragüense fue una sucesión armónica entre las generaciones de una élite de machos letrados pertenecientes a familias notables de la burguesía y la oligarquía nacional.

El impune caso de Oliverio Castañeda (el sobrino) (I)

Por ALFONSO GUIDO | LA TUBERCULOSIS DE KAFKA

El caso de Oliverio Castañeda De León es apenas uno entre más de 45 mil crímenes ejecutados por el Estado de Guatemala que lamentablemente siguen impunes. Si este país fuera Argentina, Brasil o México, en Hollywood ya hubieran hecho una película de su vida. Pero es Guatemala.

UCA: a treinta años de un martirio

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

En una madrugada de noviembre de 1989 cuando unas esmeraldas cantantes vieron a soldados ingresar al campus de la Universidad José Simeón Cañas (UCA) y con sus fusiles callaron la voz de seis curas y cerraron para siempre los ojos de una colaboradora de limpieza y de su hija de dieciséis años.

El Estado de #ElSalvador podrá matar a profesores, doctores, curas, poetas y filósofos, pero no ha podido matar a la libertad que, pese a todo, mantiene la esperanza.