Cuba, o el homopánico institucionalizado

Por JAVIER STANZIOLA | EXPULSANDO A LUPITA

Así como Fidel Castro encerró su orientación sexual en alguna esquina de su cerebro, su homopánico lo llevó a encarcelar a cientos de homosexuales en campos de concentración para que se hicieran «hombres de verdad», para que trabajasen por la revolución como esclavos, para él librarse de tanta tentación sudada.

Arqueología del puchito

Por CARLOS M-CASTRO | BIBLIOMANCIAS

Se sabe que en junio de 1959 hubo un intento de establecer focos guerrilleros en el norte de Nicaragua con el fin de derrocar a los Somoza, acción que recibió el apoyo del entonces recién estrenado gobierno revolucionario cubano.

De modo tangencial, este evento es referido en uno de los cuentos que integran El patio de los murciélagos, de Luis Báez. Y en términos generales todo el libro, puede leerse como un interrogatorio que este ya no tan nuevo siglo le hace a su predecesor.

Venezuela frente a los países con vocación ofídica

“Es risible y grotesca la postura de todos aquellos que apoyan el intervencionismo estadounidense en Venezuela pero que se llenan la boca diciendo que Estados Unidos, junto a sus aliados europeos, violan nuestra soberanía al tratarnos de imponer la CICIG”.

De la música portátil al silbido

Por LEONEL GONZÁLEZ DE LEÓN | PASEO NOCTURNO

Como toda droga, la música es capaz de enrollar al adicto en una espiral difícil de escapar, llevándolo a padecer períodos de abstinencia que pueden ser lamentables.

Ni Castro ni Pinochet

Por DARÍO JOVEL | FLORILEGIO DE UNA MEMORIA ACCIDENTADA

Los médicos cubanos, con o sin Castro, hubieran sido los mismos médicos; los economistas chilenos, con o sin Pinochet, hubieran sido los mismos economistas. De nada vale una economía en alza o un gran sistema de salud cuando no se puede jugar, cantar, hablar o llorar donde uno quiera, cuando uno quiera y por quien uno quiera.

Banana Land: cien años de un filme xenofóbico

Por KARLY GAITÁN MORALES | LA VENTANA DISCRETA

En 1918, cuando se filmó Banana Land, esta «República bananera» estaba conformada por Guatemala, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Colombia, y Honduras era considerada su «capital», donde tenían las oficinas y las centrales telefónicas y telegráficas.

Viaje al corazón de La Habana

Por LEONEL GONZÁLEZ DE LEÓN | PASEO NOCTURNO

“Para acercarme a un autor, nunca lo abordo por su obra más reconocida sino que me gusta acceder por las bandas”.