Transición: la muerte al alisado como un acto revolucionario


Javier Stanziola_ Perfil Casi literalTransición es un proyecto artístico multidisciplinario que explora las experiencias de mujeres afrodescendientes de Panamá que dejaron de usar productos químicos para alisar su cabello.

En los últimos cuatro años, cada elemento de este documental de Randy Navarro, un libro de encuadernación artesanal con veintiséis testimonios y las ilustraciones de Giana De Dier me han hablado sobre integridad artística, racismo y machismo en Panamá.

Los que me leen en esta columna saben de mis dificultades con proyectos visuales que hacen todo lo posible para ahogar las palabras. Por una parte, entiendo que estoy desfasado y que ahora las palabras se entienden como dictadoras ponzoñosas que deben ser destruidas. A la vez, me preocupa la incapacidad de los artistas de fusionar. Si un artista no puede entablar ni siquiera una conversación con un texto, imágenes y juego de luces a la vez, ¿cómo podemos seguir sosteniendo que en el arte evocamos sentimientos y tejemos empatía entre tanta incomprensión?

Por suerte, uno se encuentra de vez en cuando con proyectos como Transición. El tono sobrio y directo de esta propuesta se siente en todos sus elementos, dándole un elegante espacio a las voces de las mujeres que cuentan sus vivencias. En su documental, Randy Navarro no impone su mirada o perspectiva. Él simplemente facilita la fluidez, crea las conexiones entre las experiencias que escuchamos y nutre el ambiente para que estos testimonios sean entendidos por lo que son: retratos de mujeres descubriéndose a ellas mismas y el contexto que insiste en reprimirlas.

El documental fue adaptado luego en formato de libro, manteniendo el mismo tono. Con las ilustraciones de Giana de Dier, este libro nos muestra con gran empatía disruptiva las caras de las mujeres que cuentan sus historias. La edición de los textos, agrupados en temas como identidad y sociedad, logra que los testimonios tomen otros matices. Mientras que las voces en el video te pegan en lo emocional, los textos en el libro te transforman en lo intelectual.  El buen ojo de la editora, Mónica Mora, entiende del poder de las palabras y las deja brillar por sí solas:

«Tú no eres de aquí» por que en Panamá las mujeres no llevan el pelo «así».

«Ponte un pañuelo» para que las niñas en tu clase de ballet no se pongan a llorar cuando te vean.

Hombres en la calle que me gritan: «Péinate, despelucada».

Hombre en la calle que me grita: «Wow, I will marry you right now»

«¿Qué te pasó en ese pelo?» que «así» nunca vas a encontrar marido.

Sin trucos innecesarios, estas palabras están hiladas para hacernos ver que el racismo y el machismo buscan perpetuarse por medio de la forma como los hombres perciben y hacen sentir a las mujeres. En estos textos entendemos que la muy personal decisión de redescubrir el cabello con el que naciste no es una moda. La transición es un hermoso acto revolucionario.

Pueden ver el documental Transición aquí.

[Foto de portada: ilustración de Giana De Dier]

Ver todas las publicaciones de Javier Stanziola en Casi literal

¿Cuánto te gustó este artículo?

Califícalo.

5 / 5. 5


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

desplazarse a la parte superior