Rebelión y libertad

Diana Vásquez Reyna_ Perfil Casi literal

«Libertad significa el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír»
George Orwell.

Con todo el fenómeno social que ha generado la petición de #RenunciaYa, se me viene a la mente Rebelión en la granja, escrita por George Orwell en 1945. La novela empieza con el discurso pronunciado por un cerdo considerado líder y una formación que se va heredando a los demás animales de la granja que le sobreviven. También toca varios puntos centrales en la historia geopolítica de esa época: la represión, el capitalismo, el socialismo, la ostentación de poder, la formación y la organización política, las rebeliones.

Un año antes de la publicación de Rebelión en la granja, Guatemala celebraba el inicio de la Primavera Democrática después de la Revolución de Octubre de 1944. Uno de los logros de esta fue la reapertura de las escuelas normales, que resultarían ser las bases para el desarrollo del país a largo plazo desde la educación.

Haciendo analogías, esos mismos puntos aparecen en La propuesta impuesta, “un esfuerzo de la Red-CMI, guiado por RevelarTV y concluido gracias al desvelo de Emancipa Producciones”. Este documental trata sobre la lucha normalista en Guatemala que fue reprimida en el 2012, año en el que gobierno del Partido Patriota echó por tierra la carrera de magisterio convirtiéndola en un bachillerato, privatizando la educación y obligando a muchos jóvenes a ingresar en la universidad para continuar su preparación, algo que no logró la mayoría de estudiantes por las circunstancias tan desiguales e invisibilizadas en que viven, desde una enseñanza mediocre hasta los altos costos de educación superior en un país donde no se subsana la pobreza.

Los estudiantes, que fueron tratados como delincuentes, fueron quedándose solos. ¿Algo sería diferente si hubieran tenido el apoyo de las más de trece mil personas que pedimos la renuncia de los gobernantes el 25 de abril de este año? Muchas de las luchas sociales han sido aisladas deliberadamente para que no tengan apoyo. Para que sean concebidas como luchas de unos pocos.

La rebelión es oponer resistencia a todo lo que nos han impuesto básicamente para el enriquecimiento de quienes llegan al poder (político, económico y social). Parte de rebelarse es salir de la zona de confort, es relacionar realidades distintas a la nuestra y desconocidas entre sí.  Guatemala está llena de pequeñas rebeldías nacidas de la desigualdad y, como han demostrado, son resistencias pacíficas que no se rinden.

Cuando se comprenda que la política no tiene que ver solo con los políticos, sino con los ciudadanos, y que hablar de formación política incluye el conocer derechos y obligaciones, estaremos más dispuestos a querer una libertad en la que todos participemos, no solo una idea libertaria de poseer cosas, sino de ser personas con dignidad.

Orwell era pesimista y crítico, sabía que el poder corrompe, que cuando se llega hasta él, la locura sale a bailar, muy similar al anillo de Tolkien. No se trata solo de dos bandos opuestos, sino de totalitarismos que destruyen la libertad. Libertad de pensar, de educarse, de tener acceso a salud y tierra, de decidir conscientemente, de tener oportunidades, no digamos de tener una remuneración digna por nuestro trabajo y que nadie nos la robe.

¿Quién es Diana Vásquez Reyna?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s